Quantcast

La Universidade da Coruña lleva a los tribunales a la Xunta, a la que reclama 8,8 millones de euros

A CORUÑA, 30 (EUROPA PRESS)

La Universidade da Coruña (UDC) ha presentado un recurso contencioso administrativo contra la Xunta, a la que reclama unos 8,8 millones de euros por discrepancias con los criterios de reparto de la financiación que corresponde a esta institución.

Así lo ha confirmado este martes el propio rector, Xosé Luis Armesto, y lo explica, en la página web de la institución académica, el equipo de gobierno en un comunicado.

En concreto, según la UDC, se han dejado de recibir este curso 3,8 millones de euros, una cantidad a la que habría que sumar otros casi cinco millones más durante el vigente plan que finaliza este año.

En su comunicado, el rectorado recuerda que el plan de financiación del Sistema Universitario Galelgo establece una parte estructural fija y otra por indicadores. «El acuerdo fue que la parte de indicadores sería del 5% en 2012; 10% en 2013; 15% en 2014 y 20% en 2015», explica.

DISCREPANCIAS

«De la parte estructural, la Xunta cumplió con el reparto en 2012, pero en los años siguientes aplicó esos porcentajes a las cantidades totales acumuladas hasta el año anterior», añade el rectorado que precisa que ahí está la discrepancia que mantiene la UDC.

En concreto, añade que el reparto que hace la Xunta es aplicar los indicadores «al 5% en 2012; 14,5% en el 2013; 27,3% en 2014 y 41,8% en el 2015 de la parte estructural» lo que, según remarca, «incumple lo acordado».

En esta discrepancia, justifica la presencia del recurso contencioso administrativo con el objetivo de que la Xunta abone «las cantidades económicas resultantes de esta discrepancia que se eleva a 8.789.679,5 euros», remarca.

Esta decisión se ha hecho pública en el mismo día en que la UDC ha anunciado que constituirá una comisión para estudiar un plan de reestructuración «global» de la institución, después de que este martes el Consello de Goberno retirase la propuesta de fusión de ocho centros y aprobase por «unanimidad» la necesidad de una reorganización general de la institución académica.