Quantcast

Cómo eliminar la cal con limón

Las manchas de cal son sin duda uno de los problemas más molestos que nos podemos encontrar cuando afrontamos la limpieza de nuestros baños, y muy especialmente de los grifos. Y es que, además de resultar tremendamente antiestéticas, estas manchas blancas suelen resultar un poco difíciles de eliminar.

Puede que lo hayas intentado todo, y que incluso hayas comprado todos los productos del mercado que prometen deshacerse de la cal. Pero si nada de esto te ha funcionado, aún queda un remedio totalmente natural, que probablemente no conozcas y que resulta realmente efectivo para eliminarlas.

Para olvidarte de estas manchas blanquecinas tan antiestéticas, la solución más efectiva pasa por limpiar las superficies afectadas con limón.

Existen varias maneras de deshacerse de la cal gracias a este cítrico. Aquí te las explicamos para que las pruebes y decidas cuál de todas te convence más o te parece más efectiva.

La forma más simple pasa por cortar un limón por la mitad y frotarlo directamente sobre las manchas. Este es sin duda un remedio económico, y además es bastante rápido de poner en marcha.

Si tienes un poco más de tiempo, puedes recurrir a un proceso un poco más laborioso y que te dará aún mejores resultados a la hora de eliminar la cal en grifos, bañeras u otras superficies.

En esta ocasión, lo que debes hacer tras cortar el limón es exprimir bien el zumo en un pequeño cuenco. Una vez que lo tengas, mézclalo con un chorrito de vinagre blanco. Si la mezcla te resulta muy fuerte, puedes rebajarla con un poco de agua.

Después, lo único que tienes que hacer es aplicar esta mezcla sobre las superficies de las que desees eliminar la cal. Es importante que lo hagas con un trozo de algodón, o con un trapo que sepas que no va a dañar o arañar la superficie.

En cualquiera de los dos casos, una vez que hayas dejado actuar al limón durante unos minutos, bastará con que retires los restos enjuagando la superficie con un poco de agua.