Quantcast

El corralito en Grecia asoma a Europa al abismo

A partir de este lunes los griegos no pueden sacar más de 60 euros por persona, cuenta y día, y los movimientos de capitales al extranajero se encuentran limitados.

El Gobierno de Syriza ha aplicado un 'corralito' ante la fuga de capitales y ante el riesgo de un colapso económico después de que la convocatoria de un referéndum respecto a las medidas exigidas por la troika haya extremado las posiciones tanto del Eurogrupo como del Gobierno griego.

Los griegos votarán el próximo domingo 5 de julio si aceptan o no las condiciones de la troika, que pasan por la bajada de las pensiones. De salir 'no', Grecia podría quedar fuera de la Unión Europea en lo que sería un precedente histórico.

UN VERANO TURBULENTO

Ante la perspectiva de un verano agitado en los mercados (como vienen siendo en los últimos años), y sin que estén muy claras las consecuencias de la crisis griega sobre la economía española, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha convocado una reunión de la Comisión de Asuntos Económicos en Moncloa.

Rajoy ha llamado también al líder de la oposición, Pedro Sánchez, para explicarle la situación en Grecia. Al parecer, tras comentar los desacuerdos entre el Eurogrupo y Grecia, ambos han convenido en la conveniencia de que Grecia permanezca en la UE.

Por su parte, el Gobierno estadounidense ha instado este domingo a Grecia y a los prestamistas internacionales a dar un nuevo impulso para intentar llegar a un acuerdo sobre una deuda griega que incluya una «posible quita». «Es importante que todas las partes sigan trabajando para lograr una solución, incluido el debate sobre una potencial quita de la deuda de Grecia durante el tiempo que queda hasta el referéndum del 5 de julio», ha señalado el Departamento del Tesoro de Estados Unidos en un comunicado.