Quantcast

La portada de Hola que escandalizó a México: Peña Nieto en la graduación de la hija de su mujer

Que la revista Hola, la primera multinacional española del mundo de la comunicación, es una experta en las relaciones sociales de las realezas de todo el mundo es bien sabido. Que México sea un país monárquico no, y eso es lo que le achacan sus enemigos políticos al presidente Mexicano, Enrique Peña Nieto, del que aseguran que ha perdido el norte por aparecer en la portada de la revista de aquel país en la graduación de Sofía, la hija de su esposa, Angélica Rivera. Como si se estuviera retratando una monarquía europea, por la portada en cuestión,la teatralidad del evento y por el tratamiento en portada y en páginas interiores también aparecen el resto de los niños del matrimonio, Paulina, Alejandro y Nicole. La única que ha faltado ha sido Fernanda, que no pudo acudir a la fiesta por sus estudios en la escuela de Música de Berklee (Boston) fue Fernanda, según cuenta LOC, del diario El Mundo.

Y es que la publicación dedica 14 páginas a la fiesta y a la familia presidencial no han dejado indiferentes a muchos mexicanos. La joven Castro es aspirante a actriz y toda publicidad para su carrera parece ser poca. Para muchos resultan «indignas» este tipo de portadas. Pese al revulsivo que causan, el partido que lidera Peña, el PRI, ha vuelto a ganar las elecciones en México el pasado 7 de junio. Pero las críticas arrecian porque no es la primera vez que ocurre algo así. En abril pasado, hubo otra portada dedicada a la joven Sofía y su viaje de vacaciones con escritos que parecían continuas elogios.

Otros sectores en el país, creen que lo que se esconde tras la críticas es el machismo por que el dedo acusador parece dirigirse a Angélica Rivera, al esposa del presidente. Casados e segundas nupcias, Rivera conoció a Peña tras el fallecimiento de su primera mujer, Mónica Pretelini, que fue hallada muerta en enero de 2007. Entre tanto, antes de oficializar su romance, se eligió a Rivera como imagen de México algo hizo crack.  Hubo romance y boda. Y muchos ya conocen a la primera dama  como la Jackie Kennedy mexicana, objeto de críticas, burlas y, también, admiración.