Quantcast

Rajoy desmiente a Linde y avala la viabilidad del sistema de pensiones

El sistema nacional de pensiones es, sin duda, uno de los pilares del Estado de bienestar en España, por eso, cada vez que se habla de su merma o modificación salta la alerta. Y así ocurrió ayer después de que el pasado miércoles el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, asegurara que las pensiones públicas no son sostenibles y que bajarán «inexorablemente», debido al factor demográfico, si éstas no se complementan con planes privados que garanticen un holgado importe a los jubilados cada fin de mes.

El primero que salió en defensa del modelo actual fue el presidente del Gabinete, Mariano Rajoy, que, como en otras ocasiones, aseveró que los sueldos públicos para este colectivo están garantizados. «El Gobierno que yo presido no las ha congelado nunca, no es su intención hacerlo y están garantizadas para el futuro», apostilló en declaraciones a la prensa en Bruselas, a su llegada a la reunión de líderes del Partido Popular Europeo previa al Consejo de verano.

También advirtió de que los fondos de pensiones cuentan con un tratamiento que «ya es favorable», aunque también haya margen de «mejora» en el futuro.

En cualquier caso, Rajoy destacó la necesidad de crear empleo, porque repercute en una mayor recaudación de las arcas públicas y, por tanto, «mejor serán las pensiones». «Por eso en los próximos años hay que seguir trabajando y mantener el ritmo de creación de puestos. Se puede hacer si no cambiamos las políticas económicas que están resultando positivas», remachó.

En la misma línea, la ministra de Empleo. Fátima Báñez quiso lanzar un «mensaje de tranquilidad» a los jubilados perceptores de sueldos públicos y aseguró que las pensiones «de hoy y también las de mañana» están garantizadas gracias a la reforma que ha hecho posible su sostenibilidad a medio y largo plazo.

La oposición fue más virulenta en su reacción.El líder socialista, Pedro Sánchez, culpó sin embargo al Gabinete de que las pensiones puedan bajar e hizo referencia a los recortes y a la reforma laboral como causas de este supuesto descenso. en su partido, el portavoz de Economía del PSOE en el Congreso, Juan Moscoso replico al gobernador del Banco de España diciendo que con los salarios actuales pedir a la gente que ahorre para su jubilación al margen del sistema público es hacer «un brindis al sol» y ha asegurado que los socialistas reabrirán el debate sobre las pensiones cuando vuelvan a gobernar.

El candidato de IU a la Presidencia del Ejecutivo, Alberto Garzón, acusó a Linde de pretender «generar miedo» en la ciudadanía sobre la sostenibilidad futura de este sistema para favorecer a los planes privados y acabar «destruyendo el sistema público» de protección social.

Así se ha pronunciado  en relación con la recomendación lanzada por Linde a los españoles de que ahorren de forma privada porque el actual sistema público de pensiones llevará «de modo inexorable» y por parámetros demográficos a la reducción de las prestaciones en términos reales.

Solo el presidente de la CEOE, Juan Rosell, defendía ayer la complementación de las pensiones con otro tipo de aportaciones de carácter privado que «puedan sumar y ayudar a que una persona pueda estar suficientemente protegida cuando se jubile». El jefe de la patronal ejemplificó la evolución del gasto en esta partida recordando que el Gobierno gastaba en 2000 unos 60.000 millones de euros y ahora 120.000.