Quantcast

Políticos esclavos del bronceado y las rayos UVA

-

1
Decía Aristóteles que la virtud reside casi siempre en la mesura, la justa medida y el punto medio e

Decía Aristóteles que la virtud reside casi siempre en la mesura, la justa medida y el punto medio entre dos extremos y debe ser cierto, porque cuando pierdes la medida de algo, siempre hay quien te recuerda el exceso o el defecto; mucho más, si estás siempre expuesto al ojo escrutador de la opinión pública. Ya estamos bajo la tortura de la canícula y el sol abrasador. Quien más quien menos expondrá su cuerpo serrano al sol vacacional para volver en septiembre bronceado y relajado. Y en eso no son excepción nuestros políticos después de cargar todo un largo año con los pesados desvelos que les ocasionamos los españolitos como tú o como yo. Todo el mundo tiene derecho a las vacaciones y a solazarse en la playa. También ellos, con esos trabajos de tanta responsabilidad. Y es que podemos caer en el defecto facilón de creer que porque uno está moreno todo el año no trabaja lo suficiente. Nada que ver. Yo tenía un primo en el andamio que estaba cetrino en enero y trabajaba 12 horas diarias seis días a la semana… Así es que. Lo dicho.Veremos como directores generales, jefes de gabinete, viceministros, ministros y presidentes volverán más guapos, más sanos, más relajados y bronceados de sus vacaciones. Y no vale distinguir entre diestra y siniestra. Al deseo de estar 'pintón' sucumben políticos de toda condición. Nadie puede ni debe resistirse. Otra cosa será ya a partir de octubre cuando los rastros del verano y las vacaciones se hayan perdido en la rutina del trabajo, el 'cole' de los niños y el 'spleen' otoñal. El asfalto y las bufandas no tardarán en tomar el relevo a la arena de playa. Será entonces cuando podamos pasar la prueba del algodón. Y solo unos pocos elegidos, ilustres políticos como los que traemos aquí, podrán presumir de apego a los rayos UVA. ¡Y que viva el eterno verano!1.- Juan Fernando López Aguilar, el canario acostumbrado al sol: El ex ministro de Justicia de Zapatero ha tenido que vérselas últimamente con una denuncia por malos tratos de su ex mujer, que le ha puesto en una picota a la que este este socialista dibujante, prudente y simpático no estaba acostumbrado. Al margen de esas cuitas que nos tienen a todos impresionados, le hemos traído aquí para compararle con la mayoría y reconocer que hay pocas personas con un color de piel tan saludable. Él es canario y ejerce de tal siempre que puede. Habitual de los vuelos a las islas los jueves y viernes, López Aguilar siempre presume de su condición de isleño. Y mientras, pues sonríe, sonríe mucho. «Dientes, sientes» que decía la Pantoja y a lucir un rostro de mucho  color. Y que dure…

Atrás