Quantcast

Las pensiones futuras serán más bajas y el Banco de España llama a complementarlas con planes privados

¿Cuánto cobraremos a la hora de nuestra jubilación? Según el Bnco de Eapaña, menos de lo que están cobrando hoy los pensionistas. Es la nueva advertencia que lanzó el gobernador del Banco de España. Según Luis María Linde, que compareció ayer en la Comisión de Economía del Congreso para dar cuenta del Informe Anual del Banco de España, es verdad que las advertencias sobre pensiones bajas para el futuro suelen irritar a los ciudadanos, pero consideró que este enfado no está justificado por cuanto los españoles deben saber lo que pueden esperar del sistema actual. Y en su opinión debemos esperar poco si no recurrimos a complementos privados. O sea, principalmente planes de pensiones.

¿Cuál es el problema? Linde ha explicado que España, como otros países europeos, tiene un problema demográfico «muy claro», con una caída «muy brusca y profunda» de los nacimientos y una esperanza de vida que aumenta con los años.

Un problema así, según ha dicho, no se resuelve con un decreto o una ley, sino que se trata de un «tema muy profundo» con orígenes sociales y culturales que se tiene que tratar de forma lenta. «No está al alcance de ningún Gobierno hacerlo rápidamente», ha advertido.

HAY QUE EXPLICAR LAS COSAS CON CLARIDAD

Por este motivo y dado que el problema afecta directamente al sistema público de reparto, ha considerado positivo advertir a los ciudadanos de la situación. A su parecer, el sistema de reparto es «imprescindible» y que debe seguir siendo la «estructura básica» del sistema general, pero puede ser complementado y la apelación a ahorrar no es algo malo.

De hecho, ha considerado «bueno» explicar las cosas con claridad y que los españoles estén informados de lo que puede ocurrir con el sistema. «Es una cuestión de transparencia y no decirlo es ocultar la realidad a los españoles», ha señalado el gobernador, para quien una parte importante de la pensión en España se cobra en especie porque es uno de los pocos países en Europa con una elevada proporción de jubilados con casa propia.