Quantcast

Copa menstrual: uso y beneficios

También conocida como copa vaginal, la copa menstrual es una alternativa de higiene íntima hecha de látex o de silicona de uso médico, completamente flexible y fácil de utilizar. 

Esta copa se introduce doblada en la vagina y una vez dentro se expande y se adhiere herméticamente a las paredes vaginales. 

El uso de la copa menstrual tiene muchos beneficios frente al uso de tampones y compresas. Para empezar, el hecho de que no sea de usar y tirar hace que no se desechen grandes cantidades de residuos. 

Además, la copa menstrual también cuida de tu cuerpo ya que no absorbe la menstruación, sino que la recoge, al contrario que los tampones, algo que pueden generar irritaciones y sequedad

Esta copa ni se ve, ni se nota, ni se mueve. Tampoco produce malos olores. Se inserta como un tampón y queda completamente en el interior de la vagina. Se trata de una copa de silicona con unos pequeños agujeritos en la parte superior (los cuales marcan el tope hasta el que puede llenarse) y tiene un pequeño pitorro en la parte inferior para poder tirar de él

Este método de protección menstrual puede ser usado hasta un máximo de 12 horas, dependiendo de las cantidades menstruales de cada mujer. Tiene una capacidad de 30 mililitros. Una vez que pase este tiempo tienes que vaciarla, limpiarla y puedes volver a usarla.

Para lavarla, lo primer que tendrás que hacer es vaciar la copa en el váter y a continuación limpiarla con papel higiénico o con agua tibia y jabón neutro. Verás como la copa queda como nueva, sin ningún color ni olor. 

Cuando hayas terminado tu periodo y tengas que guardarla hasta la próxima vez, es aconsejable que para limpiarla más en profundidad, la hiervas o esterilices. El prospecto recomienda hervirla en un cazo exclusivo para ello durante unos cinco minutos. Para esterilizarla, algo que se recomienda antes de su primer uso, puedes comprar unas pastillas en la farmacia (las mismas que se usan para esterilizar los chupetes de los niños) y poner un recipiente con agua la copa junto con media pastilla. Deja que actúe durante una media hora. 

Además, la copa menstrual es una inversión. Su precio oscila entre los 15 y 30 euros y puede llegar a durar hasta 10 años, así que echa cuentas sobre cuánto ahorrarías en tampones y compresas. 

Al principio puede ser complicado de colocar, pero como en su día fueron los tampones, es cuestión de práctica.