Quantcast

Por qué adelgazar en grupo es una buena opción

Dicen que a unión hace la fuerza. También cuando de lo que se trata es de adelgazar.

Todos sabemos a estas alturas que perder peso, reorientar nuestros hábitos alimenticios o acostumbrarse a una rutina de ejercicios pueden ser tareas harto difíciles. Sobre todo cuando se trata de mantenerlo a largo plazo: por mucha fuerza con la que empecemos los días (de hambre) pesan como losas. Es en este punto donde los grupos se han revelado como una herramienta terapéutica y de apoyo de primer orden.

Plantearse un programa de adelgazamiento en grupo es garantizarse una motivación adicional. por un lado tenemos alguien que nos observa, que atiende a nuestro objetivos, por otro, los seres humanos tenemos una inclinación natural a competir que hace que al adelgazar en grupo unos se motiven a otros. También es importante tener alguien con quien compartir nuestras experiencias o frustraciones porque está atravesando nuestras mismas experiencias.

No es raro vivir la experiencia de ponerse de acuerdo con un amigo o familiar. Pero las ventajas del apoyo mutuo también se pueden sistematizar. Cada vez más programas de tratamiento del sobrepeso y la obesidad y clínicas especializadas asumen incorporan terapias grupales. Es el caso, por ejemplo de la clínica Smartsalus, que ofrece directamente un plan dietético para 3 personas. «Si se realiza una dieta al mismo tiempo que otras personas, y se va realizando un control de la misma en grupo, es más sencillo no tirar la toalla y estar más motivado», afirma la Doctora Lopera de smartsalus.com.

Este tipo de programas no están reñidos con la personalización: generalmente se incluye un estudio de cada caso, aunque los problemas se aborden en grupo.

Con programa especializado o sin él, ya sabes, convence a alguien y ¡hazlo en grupo!