Quantcast

¿Por qué los Dursley odiaban a Harry Potter?

Aunque Harry Potter terminara sus historias hace ya un tiempo, su creadora, J.K. Rowling, va desvelando poco a poco varios secretos en torno a una saga que ha sido capaz de conquistar a los cinéfilos en general, independientemente de su sexo o de sus gustos.

Uno de los últimos y que más polémica ha generado entre los fans de la saga ha sido la explicación de la escritora a las rencillas familiares que había entre los Potter y los Dursley, la familia que se encargó de él antes de ir a Hogwarts.

Un encuentro en un restaurante entre Petunia y Vernon y Lily y James Potter para celebrar la boda entre los primeros provocó el origen de todos los males entre ambas familias. «La tarde acabó con los Dursley saliendo enfadados del local y James avergonzándose de sí mismo por su actitud arrogante. Quisieron arreglarlo pero nunca sucedió. Petunia no quería que Lily (la madre de Harry) le eclipsara en su boda», asegura J.K. Rowling.

Al parecer, en ese restaurante James Potter alardeó de su vida en Gringotts, el banco mágico, y de su coche de los sueños: la escoba.

Todo estalló cuando Petunia se enteró de que su hermana estaba embarazada de Harry. «El desagrado de Vernon hacia Harry viene, tal y como le pasa a Snape, por el gran parecido de Harry con su padre«, aseguraba.

Los trapos sucios familiares siguieron vigentes y el mal rollito tuvo que pagarlo el pobre Harry…