Quantcast

¿Qué es el MERS? ¿Llegará a España?

En esencia es una enfermedad transmitida por un virus. Fue descrita por primera vez en el año 2012, en Arabia Saudí, cuando aislaron el microorganismo en un paciente con una enfermedad pulmonar severa. Este virus pertenece a la familia de coronavirus, como los que provocan síntomas de resfriado y catarros leves, pero mucho más agresivo y completamente nuevo. ¿De dónde viene? Se sospecha puede tener un origen animal y que haya mutado desde un virus de los murciélagos.

Todo deriva en síntomas similares a los de una gripe o una neumonía, y que pueden llegar a afectar a todos los sitemas del organismo, pudiendo provocar la muerte del afectado entre 3-5 casos de cada 10, especialmente si el paciente ya sufría otra enfermedad previa al contagio.

Aunque es verdad que desde el año 2012 la mayoría de los casos han sucedido en Oriente Medio  -ha provocado muertes en 20 países de Oriente Próximo- la movilidad de los viajeros entre continentes ha provocado que se han dado casos aislados de infecciones por MERS en muchos otros países del mundo. Así, por ejemplo, el brote del síndrome respiratorio ha provocado 27 víctimas en Corea del Sur y ya ha llegado a Europa, a países como  Reino Unido, Francia, EEUU, Grecia, Países Bajos o Italia

Por esa razón, en la actualidad se están estudiando métodos de prevención.

¿Qué sabemos? Lo primero es que el contagio persona a persona es limitado, y los brotes solo aparecen de forma aislada en centros hospitalarios o de trabajo. El número de casos a nivel mundial aún es muy bajo -el número de fallecidos por MERS a nivel global ronda los 220- , lo que permite a la OMS afirmar que por el momento esta patología se mantiene bajo control y que, a fecha de hoy, no reúne los requerimientos para declararla una emergencia de salud pública internacional.

La lógica dicta que el MERS tendrá alguna mínima incidencia en España, pero que será absolutamente controlable.