Quantcast

Por qué España es un país atrasado socialmente dentro del primer mundo

-

1
Por supuesto, todo depende de con quien nos comparemos. Si lo hacemos con países como Marruecos, Col

Por supuesto, todo depende de con quien nos comparemos. Si lo hacemos con países como Marruecos, Colombia, Grecia o Sudáfrica tendremos la certeza de que nuestro país es poco menos que el paraíso en la tierra. Si la comparación la establecemos con Francia, Bélgica, Reino Unido, Austria y en algunos términos, Italia, sabremos que España socialmente continúa estando en el vagón de cola del desarrollo social en el contexto del llamado 'primer mundo', los países más o menos 'ricos'.Recientemente se dijo que los españoles ganan, de media, algo más de 1.800 euros al mes, una cantidad que dejó a algunos millones de trabajadores rascándose al cabeza y preguntándose si es que ellos son marcianos. El 'truco' está en las estadística, por que realmente, introduciendo la deseable 'cocina' que hay que poner en marcha para hacer más real este dato estadístico sabremos que esa media estaría más cerca a los 1.200 euros que a esos más de 1.800 que ofrecía el titular del Instituto Nacional de Estadística. Es decir, estamos más cerca a Alemania que a Marruecos. ¿Problemas? Claro. Los precios sí que son mucho más parecidos a los que podemos ver en Dortmund que en Casablanca. Y si hablamos de las diferencias sociales, de aquellas que derivan del llamado 'Estado del Bienestar' el salto entre Madrid y Berlín, Londres, París, Amsterdam o Bruselas es mucho más tremendo. La capacidad económica de los ciudadanos, las condiciones laborales, violencia machista o ayudas a las familias hacen de esa brecha una auténtica falla en el seno de la UE. Y es que estamos por debajo de la media europea en casi todos de entere esos aspectos.El avance de España durante los últimos 30 años a nivel macroeconómico ha ido muy por delante de los avances sociales y de bienestar que, por supuesto también,  se produjo. Y esa diferencia aún se ha hecho más grande, al ritmo en qué ha crecido además la desigualdad social como denuncian instituciones internacionales nada sospechosas de ser furibundas izquierdistas como la OCDE. En la calle, la ciudadanía realmente nunca ha vivido al ritmo que marcaban las locomotoras de la UE, Alemania, y Francia, y menos aún como vivían los escandinavos. Y es que los datos muestran que en todos los capítulos del Estado del bienestar, el déficit social de España con la UE aumenta en lugar de disminuir. Así por ejemplo, como se decía en un pasado estudio de la Fundación BBVA, durante el último período de crecimiento económico sostenido que ha vivido España -1995-2007- no se redujo ni la pobreza, ni la desigualdad. Y todo mientras los anteriores presidentes, José María Aznar (PP) y José Luis Rodriguez Zapatero (PSOE) hablaban durante aquel periodo del milagro económico español y se presumía de adelantar a Italia y colocarnos como la novena potencia económica del mundo. ¿Donde estamos hoy? Dónde hemos estado siempre, en el furgón de cola social de las Europa más rica:1.- ¿Dónde está nuestro umbral de pobreza? El porcentaje de españoles que viven bajo el umbral de la pobreza aumentó el año pasado en España al pasar del 20,4% al 22,2%, según la Encuesta de Condiciones de Vida 2014, realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).Sin embargo, el número de personas en situación de pobreza real sube al 29, 2% de los españoles, si se tiene en cuenta la tasa Arope, también elaborada por el INE. ¿Qué es eso? Un indicador que combina el umbral de la pobreza en rentas con la carencia de necesidades básicas en los hogares -falta de lavadoras, de teléfono, incapacidad para pagar los recibos de la vivienda, dificultad para poner la calefacción o falta de alimentos-. En este caso, se ha pasado del 27, 3% de españoles pobres en 2013 al 29, 2% en 2014 -en números absolutos, 13.567.000 españoles-.Pero es que si tomamos el indicador que mide únicamente el nivel de renta, uno de cada cinco residentes en España (22,2%) está en esa situación de pobreza. Esta proporción sube al 30,1% en el caso de los menores de 16 años. De hecho, el dato que más destaca de la última medición del INE es el fuerte aumento de la tasa de pobreza infantil, que fue de 3,4 puntos (en 2013 suponían el 26,7%).Poniendo en contexto los datos, a día de hoy, en la UE, sólo Grecia y Letonia tienen un porcentaje mayor que España de población que vive por debajo del umbral de la pobreza relativa. La media europea  de porcentaje que vive por debajo de esos niveles es del 17%.  A día de hoy, cuando acaba de comenzar el verano sabemos que cuatro de cada diez familias no pueden irse de vacaciones, que se han convertido en un lujo para casi la mitad de la población. Y un 6% de los españoles afirma que no puede salir a tomar algo ni una vez al mes. ¿Es esto el primer mundo? 

Atrás