Quantcast

Los gudaris vascos de la Guerra Civil piden que el futuro «no se construya sobre el olvido ni sobre el rencor»

-Aburto apuesta por reivindicar «la fuerza de la libertad, la democracia, la paz y el entendimiento»

BILBAO, 21 (EUROPA PRESS)

Bilbao ha acogido este domingo el tradicional 'Homenaje a los gudaris' que lucharon durante la Guerra Civil, en el que el representante de los homenajeados José Moreno ha mostrado su deseo de que el futuro «no se construya sobre el olvido y tampoco sobre el rencor».

En torno a la escultura de 'La Huella', ubicada en el monte Artxanda de la capital vizcaína, se han reunido, además de gudaris y familiares, representantes institucionales y políticos, entre los que se encontraban el portavoz del Gobierno vasco y consejero de Justicia, Josu Erkoreka, el diputado general de Bizkaia en funciones, José Luis Bilbao, el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, el presidente del EBB, Andoni Ortuzar, o la secretaria general del PSE, Idoia Mendia.

También han estado presentes el exconsejero y presidente de la Fundación Sabino Arana, Juan María Atutxa, el senador Iñaki Anasagasti, y los concejales Alfonso Gil (PSE), Bruno Zubizarreta (EH Bildu), Beatriz Marcos (PP) y Francisco Samir (Ganemos), entre otros.

El alcalde de la capital vizcaína, Juan Mari Aburto ha leído una carta del 'gudari' José Moreno, quien, por una enfermedad, no ha podido asistir a la cita. En la misiva, Moreno ha recordado que el «alzamiento militar de 1936 trajo como consecuencia una guerra atroz y una dictadura» y considera que fue «la mayor tragedia que ha sufrido Euskadi en toda su historia».

«Por ser republicano, nacionalista, anarquista, socialista o comunista, por defender valores de democracia y libertad, solo en Euskadi fueron fusiladas casi 6.000 personas y 7.000 murieron en el frente», ha recordado.

Tras manifestar que todo ello es «pasado en el tiempo», ha abogado por hacerlo «presente en nuestro recuerdo», y ha incidido en que se debe «guardar memoria y recuerdo para homenajear a los represaliados y transmitir a las generaciones futuras las razones de aquel sacrifico», ya que «no queremos que el futuro se construya sobre el olvido y tampoco sobre el rencor».

«Las heridas deben cicatrizar, pero eso solo ocurrirá si la verdad y la justicia se extienden sobre los crímenes del Franquismo y la reparación alcanza a las víctimas. Solo entonces podremos garantizar la no repetición de hecho que aquí recordamos», ha añadido.

ALCALDE

Por su parte, el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ha subrayado que los 'gudaris' no eran «valientes que luchaban por la guerra», sino «personas que luchaban por la paz, la libertad, la construcción nacional y una sociedad más justa».

«Gracias a todos, a sus partidos, a sus sindicatos a los movimientos populares. Somos fruto del pasado y, por eso, debemos unir nuestras fuerzas para reivindicar el papel de aquellos combatientes que, independientemente de sus ideologías, unieron sus fuerzas, energías y manos para hacer frente a la barbarie», ha valorado.

Asimismo, ha destacado que «todos juntos» hicieron frente a la represión, por lo que, «frente a la violencia», ha apostado por reivindicar la fuerza de la libertad, la democracia, la paz y el entendimiento, al margen de ideologías».

«Somos un pueblo que tiene pasado, pero, sobre todo, futuro; un futuro por escribir y del que todos tenemos que ser protagonistas», ha finalizado.

ERKOREKA

Por su parte, el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha insistido en que la memoria histórica está concebida para «hacer memoria de los acontecimientos históricos del pasado que se basaron en actos de injusticia y violencia difícilmente tolerables».

«El sentido de actos como éste no es recrearse en lo que fue un pasado en el que se produjeron episodios dolorosos, sino trabajar para que en el futuro haya un marco de convivencia en el que no tenga lugar el enfrentamiento y la exclusión», ha indicado,