Quantcast

Carmen Gisasola sitúa «fuera de la realidad» la petición de amnistía para los presos de ETA

Critica que la IA «prohíbe» a los presos de ETA dar los pasos que exige la legislación y le apremia a que haga una reflexión

BILBAO, 21 (EUROPA PRESS)

La expresa de ETA Carmen Gisasola considera que está «fuera de la realidad» la petición de amnistía para los presos de ETA realizada recientemente por un grupo de 93 antiguos reclusos y huidos de la organización armada y de Iparretarrak (IK), entre ellos el histórico dirigente de esta organización Filipe Bidart.

En una carta enviada a al diario Deia, Gisasola, una de las representantes más significativas del grupo de presos de la banda que se ha acogido a la denominada 'vía Nanclares', destaca que carece de sentido mantener «una solución política del conflicto» para la salida de los internos, como propugnan los firmantes del escrito y ETA.

Por el contrario, aboga por soluciones «más viables» como las que en su día adoptaron los presos de Iparretarrak, que aceptaron la legislación penitenciaria francesa y gracias a ello fueron excarcelados.

Carmen Gisasola reprocha a los firmantes del documento a favor de la amnistía de los presos de ETA hecha pública el pasado 12 de mayo y, en general, a quienes desde la izquierda abertzale siguen esgrimiendo ese «eslogan», que los presos de Iparretarrak salieron en libertad condicional cumpliendo los requisitos de la legislación francesa y que su actitud «no fue ni más ni menos digna que la de otros muchos presos y refugiados que durante estos 38 últimos años dieron esos pasos para recobrar su libertad».

Tras recordar que «la lucha armada terminó hace años en Iparralde» y que IK desapareció, la expresa critica que la línea oficial de la izquierda abertzale «prohíbe a los presos de ETA» los pasos dados en su día por los de la organización armada dirigida en su día por Bidart, con lo que les conduce «inexorablemente» al cumplimiento íntegro de sus condenas en prisión.

«El problema es que, si esos mismos pasos que disteis vosotros, los hubierais dado estando en cárceles españolas, os hubieran expulsado del colectivo (oficial de presos, EPPK), os hubieran tratado de indignos, de hacer el juego al enemigo, de perjudicar al resto de los presos, etc. Incluso muchos de los que ahora firman con vosotros ese escrito os hubieran dejado de hablar», señala Gisasola dirigiéndose a Iparretarrak.

PRIMERAS PALABRAS TRAS SU EXCARCELACIÓN

Ésta es la primera vez, desde su puesta en libertad el 24 de noviembre del año pasado, que Gisasola se expresa públicamente. El pasado mes de mayo Joseba Urrosolo y Rafael Caride, ambos presos en la cárcel de Zaballa y también encuadrados en la vía Nanclares, también publicaron un documento criticando en parecidos términos los planteamientos de Bidart.

En ambas cartas censuran que el EPPK y la dirección de la izquierda abertzale «ni asumen ni toleran» los pasos que dieron los presos de Iparretarrak aceptando la libertad condicional y otros beneficios.

En su texto, Gisasola recuerda, además, lo ocurrido con Dolores González Katarain, 'Yoyes', dirigente de ETA que decidió apartarse de la organización y fue asesinada por la propia banda en septiembre de 1986. «Por mantener una actitud más digna y más coherente de la que entonces manteníamos todos nosotros, le quitamos la vida», asevera la exreclusa.

Por último, apunta que el debate ahora no es el de la amnistía, sino «cómo cerrar una etapa de mucho sufrimiento», que, a su juicio, la mayoría de los vascos dan por terminada. En este sentido, advierte de que se corre el riesgo de que las preocupaciones que afectan a presos y a víctimas «se vayan viviendo como algo cada vez más marginal que les afecta solo a ellos», añade.

Por ello, apremia a la izquierda abertzale a afrontar estas reflexiones, ya que, mientras no lo haga, «está dejando toda la carga de la responsabilidad en los presos».