Quantcast

Vídeo: La chica que no se volverá a acercar a una llama

La protagonista de este vídeo, con permiso de la llama, quería pasar un día entre animales y disfrutar de ellos mientras paseaba por el zoológico. Al ver a la llama, no se le ocurrió otra cosa que acercarse a ella y posar como si fuese a darle un beso. Pero, si algo hemos aprendido de las llamas, es que son totalmente impredecibles.

Cumpliendo con su fama, mientras la chica intentaba darle un beso, la llama le respondió con un gran escupitajo en la cara. Así, seguro que se le quitaron las ganas de volver a acercarse a una llama.