Quantcast

Urkullu dice que el pacto PNV-PSE «garantiza la estabilidad» institucional «más que a corto, a medio plazo»

Cree que el planteamiento «valiente y unificador» de PNV puede hacer que jeltzales y socialistas se encuentren en materia de autogobierno

BILBAO, 19 (EUROPA PRESS)

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado que el pacto municipal y foral logrado entre PNV y PSE-EE es el que «garantiza la estabilidad» institucional en Euskadi «más que a corto, a medio plazo», aunque no ha querido descartar a otros partidos para que formen parte de ese pacto, porque «siempre he defendido los acuerdos más amplios posibles para dar la mejor y más unificada respuesta a los retos de la sociedad».

Además, ha considerado que el planteamiento «valiente y unificador» de PNV puede hacer que jeltzales y socialistas se «encuentren» en materia de autogobierno.

En una entrevista a Euskadi Irratia, recogida por Europa Press, Urkullu ha afirmado que ve «con esperanza» el ciclo político abierto tras las elecciones municipales y forales del pasado 24 de mayo, y ha recordado que, al inicio de la actual legislatura autonómica, ya dijo que iba a ser «la legislatura de los acuerdos», algo que, en su opinión, se ha visto reflejado en los resultados de los pasados comicios.

Así, ha destacado que, «teniendo en cuenta la composición del Parlamento y los modelos de sociedad, economía y política de las fuerzas políticas representadas, creo que el pacto entre PNV y PSE es el que garantiza la estabilidad». «Al fin y al cabo, es un pacto que mira a la estabilidad y a la gobernabilidad, más que a corto, a medio plazo. Me gustaría que hubiera alguna opción más, pero, en estos momentos, el pacto más estable en la Comunidad Autónoma Vasca es el de PNV y PSE», ha reiterado.

Asimismo, ha indicado que ese pacto debe ser «una base» porque, según ha dicho, «siempre he defendido los acuerdos más amplios posibles para dar la mejor y más unificada respuesta a los retos de la sociedad». «Pero hace falta una base, un suelo, por lo que un pacto entre PNV y PSE no debe negar que otras fuerzas políticas puedan ser parte del pacto», ha destacado.

En este sentido, y respecto a las relaciones con EH Bildu, el lehendakari ha dicho que, teniendo en cuenta la pasada legislatura municipal y foral, «aún queda el trabajo de respetar ciertas reglas del juego entre ambas fuerzas políticas».

Urkullu ha explicado que llevan «muchos años» hablando con la izquierda abertzale sobre pacificación, autogobierno y soberanía, pero que «luego hay que ver cómo se refleja esa relación en el día a día, en la vida institucional, y ahí la izquierda abertzale aún tiene que aprender».

«La actitud contra el PNV en los últimos cuatro años ha sido evidente en algunos municipios de Gipuzkoa y de Bizkaia, pero sobre todo en la Diputación foral, en las Juntas Generales y en algunos municipios de Gipuzkoa. Ha judicializado la gobernabilidad en base a las responsabilidades que el PNV tuvo anteriormente, y luego las resoluciones judiciales han sido las que han sido. Bildu ha judicializado las instituciones guipuzcoanas hasta el último momento, actuando contra el PNV», ha manifestado.

Por otro lado, el lehendakari ha considerado que el acuerdo logrado entre jeltzales y socialistas debe servir, junto al pacto que firmaron en septiembre de 2013, para, «por lo menos, mejorar las relaciones» entre ambas formaciones, aunque luego «cada partido es cada partido y hará sus planteamientos».

En este sentido, ha afirmado que las relaciones entre PNV y PSE pueden mejorar en ámbitos como el del estatus del autogobierno, haciendo referencia a la ponencia parlamentaria sobre autogobierno, o en el de «cómo hacer un sistema de servicios sociales estable y viable».

AUTOGOBIERNO

Asimismo, Iñigo Urkullu ha asegurado que el pacto con el PSE-EE no supone que la reivindicación del derecho a decidir pase a un segundo plano para el PNV, y ha considerado que «los objetivos de cada partido son innegables e incuestionables». Así, ha recordado que el PSOE también plantea «un cambio de la Constitución», en el que «puede ser que necesite de algunos compañeros de viaje».

«Podemos encontrarnos en el sentido del autogobierno. El PNV está haciendo un planteamiento valiente, en el sentido de que puede ser unificador, estableciendo un punto en que unos y otros pueden encontrarse, y es cómo desarrollamos el autogobierno adecuándolo al contexto actual y mirando a Europa», ha explicado.

Así, ha afirmado que «ahora planteamos un desarrollo del autogobierno adecuado a la actualidad, respetando el marco, igual que otros reivindican que se puede modificar la Constitución, respetando el marco, pero sin negar que se puede modificar».

«Hoy en día, partiendo desde el realismo, y teniendo en cuenta de que Europa se está construyendo, tenemos muchos ejemplos, como Flandes, Baviera, Alemania o Escocia, que nos muestran cómo avanzar en el autogobierno, y en los que pueden tomar parte no sólo los nacionalistas, sino también los que no son nacionalistas», ha asegurado.

NAVARRA

Por otro lado, el lehendakari ha afirmado que Euskadi ha tratado hasta ahora de mantener «relaciones lo más normalizadas posibles» con Navarra, y que ambas administraciones han llegado a acuerdos en materias como sanidad, euskera, transportes o medio ambiente, aunque ha admitido que «no tantos como nosotros hubiéramos querido», por lo que ha asegurado que «aún queda mucho por hacer» en las relaciones entre ambas comunidades.

Además, y respecto a la eurorregión Aquitania-Euskadi, Urkullu ha recordado que la Comunidad foral de Navarra tomaba parte en dicha eurorregión «antes que se constituyera formalmente», pero que, cuando Aquitania y Euskadi decidieron crearla formalmente, «Navarra decidió no formar parte».

«Me parece que sería muy conveniente ante la Unión Europea contar con ámbitos de este tipo lo más amplios posibles, y tener la participación de Navarra», ha destacado.

PACIFICACIÓN

Por otro lado, el lehendakari ha vuelto a pedir a ETA que avance en su desarme y que sea un proceso «verificado y lo más rápido posible». Además, ha solicitado a la izquierda abertzale «una lectura autocrítica de lo hecho en el pasado» y un reconocimiento «del injusto uso de la violencia», de cara a lograr relaciones normalizadas entre los partidos.

Asimismo, ha recordado que existen «otros pasos que hay que dar» en el ámbito de la pacificación, en referencia a la política penitenciaria, que ha reclamado a los gobiernos español y francés.

En este sentido, ha destacado que el Gobierno vasco tiene su propio plan de 18 iniciativas y que están desarrollando cada una de ellas. «Hemos planteado cómo podría ser el proceso de desarme, hemos lanzado planteamientos para hacer autocrítica, también planteamientos relacionados con la memoria. Nosotros no hacemos las reivindicaciones a ETA y a los gobiernos español y francés y nos quedamos ahí. Nosotros reivindicamos y proponemos, y las propuestas están ahí», ha sentenciado.