Quantcast

Muere tiroteado tras localizar su móvil con una app

El intento de un joven canadiense de recuperar su móvil ha acabado en tragedia. Jeremy Cook, de 18 años, se dejó su teléfono móvil en un taxi y utilizó una aplicación del móvil para localizarlo.

El joven activo la app instalada en su móvil para poder rastrearlo a través de las señales gps. De esta forma, Cook descubrió que su teléfono móvil estaba en una zona residencial y decidió ir a buscarlo junto a un familiar.

Cuando llegó al lugar, Jeremy descubrió que el dispositivo se encontraba en un coche, en el que había tres personas dentro. El joven pidió que se lo devolvieran pero las palabras acabaron en pelea.

Cook acabó agarrándose a la puerta del coche para evitar que huyeran, pero los ocupantes dispararon varias veces al joven y acabaron con su vida.

El portavoz de la policía canadiense, Ken Steeves, informó que se sigue buscando a los responsables del asesinato. Además, explicó que «la aplicación en sí es una gran herramienta», pero si existe «alguna posibilidad de que la situación acabe en violencia, animamos a la gente a ponerse en contacto con la policía«.