Quantcast

Las ONG coinciden con el Papa sobre el medio ambiente y reclaman acción a los líderes políticos ante el cambio climático

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Las ONGs han celebrado y saludado 'Laudato Si', la primer encíclica del Papa Francisco y primera de un Pontífice que marca claramente la postura de la Iglesia Católica respecto al medio ambiente y los problemas que lo acechan.

Así, en declaraciones a Europa Press, el portavoz de cambio climático de Amigos de la Tierra, Alejandro González, considera «bastante interesante que por fin la Iglesia tenga una posición explícita sobre el medio ambiente» puesto que ya se conocían reacciones de otras partes de la cristiandad, como los anglicanos a este respecto.

Además, ha subrayado que la publicación del texto se produce en un momento «muy oportuno» en el que se necesita «la máxima presión» ante la próxima Cumbre del Clima de París, en la que los países deberán llegar a un acuerdo para evitar que la temperatura global del planeta suba más de 2 grados centígrados.

Sobre el mensaje del Pontífice ha subrayado que la encíclica «cambia la visión» del discurso tradicional de la Iglesia que, a su juicio, ponía el mundo y los recursos naturales al servicio del hombre, al tiempo que critica el actual sistema económico y productiva con el cambio climático.

«Cuanta más presión haya, especialmente por parte de los grandes líderes de opinión, todo suma. Las opiniones del Papa las escucha gran parte del mundo occidental, incluso sectores negacionistas al cambio climático», ha agregado, aunque ha advertido de que pese a la influencia o repercusión de Francisco, la decisión última la tienen gobiernos como China, Estados Unidos o la Unión Europea.

En definitiva, cree que el mensaje es «más negativo que positivo y avisa al mundo de que los recursos son finitos y de que debe cambiar el paradigma de la relación del hombre con los recursos».

Por su parte, el coordinador estatal de Ecologistas en Acción, Paco Segura, ha manifestado que la encíclica es «algo francamente llamativo que no se había producido antes» y que, además es «muy coincidente con algunos de los planteamientos más avanzados del ecologismo».

En concreto, ha subrayado que, entre otras cosas, cuestiona el sistema del comercio de emisiones de CO2 y fija «de forma muy clara» la responsabilidad de los países más desarrollados, que más se han beneficiado de desarrollo industrial, y de las grandes multinacionales, al tiempo que identifica «al verdadero culpable en el cambio climático».

«Nosotros hablamos de injusticia climática porque son miles las muertes por cambio climático, inseguridad alimentaria, éxodos, consecuencias que van a ir a peor. Es para tomárselo en serio. Saludamos la encíclica, independientemente de que compartamos la religión. ES positivo que personas con influencia manden mensajes tan claros y coincidentes con lo que nosotros pensamos es muy positivo», ha manifestado a Europa Press.

AZOTE POLÍTICO

Mientras, para el director de Greenpeace España, Mario Rodríguez, considera «significativo» que la primer encíclica escrita por el actual Pontífice aborde el problema del cambio climático y espera que su mensaje, igual que el de otros líderes de opinión, ayude a impulsar el compromiso de los políticos españoles y el movimiento de la ciudadanía, que ya está demandando el fin de las energías sucias en favor de las renovables.

En clave nacional, ha invitado al Gobierno de España a sumarse a los líderes mundiales visionarios como el Papa que están «dando un paso al frente para frenar la amenaza del cambio climático» y un giro de 180 grados para asumir políticas nacionales que supongan abandonar las energías sucias y favorecer las limpias y la conservación del medio ambiente.

Desde Greenpeace internacional, el director general Kumi Naidoo ha declarado que la ONG acoge «con satisfacción la valiosa intervención del Francisco en la lucha común de la humanidad para evitar un cambio climático catastrófico».

A su juicio, la Encíclica «pone al mundo un paso más cerca de ese punto de inflexión» para abandonar los combustibles fósiles y abrazar «totalmente la energía limpia y renovable para todos, a mediados de siglo». «Todo el mundo, ya sea religioso o laico, puede y debe responder a este claro llamamiento para la acción urgente», ha insistido.

La organización comparte la postura del escrito, que pone al medio ambiente como bien común, patrimonio de la humanidad y «responsabilidad de todos». «La frase del texto del Papa que declara 'la tecnología basada en combustibles fósiles, altamente contaminantes, debe ser reemplazada gradualmente y sin demora' es una llamada clara a los inversores responsables, directores ejecutivos y líderes políticos para acelerar el ritmo del cambio hacia una energía limpia», concluye.

Por todo ello, Greenpeace considera que las palabras de Francisco deben «sacar a los jefes de Gobierno de su complacencia, con políticas donde «prevalecen demasiados intereses particulares» sobre el bien común, y les anima a aprobar leyes estrictas en sus propios países para proteger el clima y acordar un potente protocolo climático en París a finales de este año.

«UNA PALOMA CON MENSAJE VERDE»

En la misma línea, la directora de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz, ha manifestado que comparte las ideas de fondo del mensaje papal y califica de «importante» que la Iglesia Católica, que tiene «capacidad de influencia» sobre cientos de millones de personas en todo el mundo «predique un discurso verde y abogue por la conservación del planeta».

«Quienes durante décadas hemos defendido que la sostenibilidad es imprescindible para asegurar un futuro a la humanidad nos alegramos del mensaje del Papa», ha señalado Ruiz que recuerda que el mensaje del Vaticano se une a los de otras entidades como la OCDE, la Comisión Europea, el Banco de Inglaterra, la NASA, el Pentágono, la Agencia Internacional de la Energía y la Agencia Europea del Medio Ambiente han publicado informes haciendo ver que el agotamiento de recursos es una fuente de inestabilidad y malestar para la humanidad.

Para la representante de SEO/BirdLife, ha valorado el «talante revolucionario» y cree que «ha entendido que la regeneración social requiere necesariamente de la atención y cuidado del medio ambiente» con esta «paloma con mensaje verde».

Finalmente, la valoración de WWF también es «positiva» porque la crisis ecológica no solo es un tema económico, político y social sino también una «cuestión ética y moral» que implica valores como la justicia y la solidaridad hacia las generaciones futuras.

La portavoz de cambio climático de la ONG en España, Mar Asunción, ha destacado que el Papa coincide con la misión de WWF de trabajar por «un mundo en equidad» y ha celebrado como «adecuada» todas las iniciativas «que vayan en esta línea» son adecuadas porque el cambio climático está ya afectando a la vida de los seres humanos.

«2015 es un año clave. Es necesario que desde todos los frentes se luche contra el cambio climático de forma decidida. Esta encíclica se suma a todos los esfuerzos que están haciendo desde muchas partes del mundo para que quienes participen en la Cumbre de París actúen en consecuencia y lleguen a un acuerdo para reducir las emisiones», ha elogiado.

Por último, espera que la comunidad internacional escuche la encíclica que supone también una oportunidad para fomentar el diálogo con otras religiones y líderes mundiales para lograr un acuerdo que haga frente los peores desafíos del cambio climático.