Quantcast

Dinamarca celebra mañana unas reñidas elecciones en las que los socialdemócratas podrían perder el poder

El voto de Groenlandia e Islas Feroe sería determinante en caso de resultados igualados

COPENHAGUE, 17 (Reuters/EP)

Los daneses están llamados este jueves a las urnas para elegir la composición del próximo Parlamento, en el que la alianza socialdemócrata que encabeza la primera ministra, Helle Thorning-Schmidt, podría perder el Gobierno en favor de un bloque de formaciones de centro-derecha, según unas encuestas que no dan nada por seguro.

Los Social Demócratas de Thorning-Schmidt encabezan una alianza progresista que, pese a haberse tambaleado por la pérdida de apoyos en los últimos meses, aspira a revalidar ahora el poder. Los sondeos difundidos esta semana prevén para este bloque un 48,6 por ciento de los votos.

Este nivel de apoyo sería insuficiente para frenar al bloque que incluye al Partido Liberal y al Partido Popular Danés, que obtendría el 51,4 por ciento de los sufragios.

En las últimas semanas, el candidato liberal, Lars Lokke Rasmussen, ha centrado el debate en el gasto público y la inmigración, mientras que Thorning-Schmidt ha ondeado la bandera de la recuperación económica.

EL PAPEL DE LAS ISLAS

En todo caso, se esperan unos comicios muy igualados que podrían depender del voto final de los indecisos o de lo que digan los habitantes de los archipiélagos de Groenlandia e Islas Feroe, que aportan dos diputados cada una.

Estos diputados pueden resultar determinantes para formar una mayoría en el Parlamento danés, compuesto por 179 escaños. Todo apunta a que los partidos de las islas atlánticas mantendrán su actual apoyo a los socialdemócratas, si bien se prevé una dura negociación sobre concesiones y descentralización.

En 1998, 180 votos de diferencia en Feroe –donde viven 50.000 personas– sirvieron al centro-izquierda para seguir en el poder. En esta isla cerrarán los colegios a las 21.00, una hora más tarde que en la Dinamarca continental y tres antes que en Groenlandia.