Quantcast

Economía.- Amper pierde un 71% de su valor en bolsa al cierre tras incorporar 400 millones de acciones de su ampliación

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Las acciones de Amper han cerrado la sesión liderando los 'números rojos' del continuo tras desplomarse un 71% en el parqué madrileño después de entrar a negociar 400 millones de nuevas acciones procedentes de la ampliación de capital por casi 20 millones de euros que la compañía cerró la pasada semana.

En concreto, los títulos de la firma presidida por Jaime Espinosa de los Monteros han cerrado a un precio de 0,180 euros por acción, tras perder en la jornada bursátil un 70,58%. Las acciones han oscilado durante la sesión entre un máximo de 0,227 euros y un mínimo de 0,131.

«Había subido mucho desde la ampliación de capital el valor de los derechos y ahora se recogen beneficios. La parte positiva, más allá de esta caída de hoy, es que la firma logró suscribir la totalidad de la operación y se captó más de lo que se esperaba», ha explicado el analista de XTB Carlos Fernández a Europa Press

Amper, que acordó a finales del pasado año presentar el 'preconcurso' de acreedores ante el Juzgado de lo Mercantil de Madrid con el fin de lograr un plan de recapitalización que garantizará la continuidad de la actividad industrial del grupo en España, ha sufrido vaivenes en su cotización desde entonces y, particularmente, desde que que empezó el periodo de suscripción preferente de la ampliación de capital.

Así, las acciones de Amper, que comenzaron el año con un valor bursátil de 0,350 euros por acción, cerraban ayer a 0,612 euros por título. En este sentido, Fernández ha explicado que desde el pasado 13 de mayo el valor de las acciones de Amper ha subido un 650%.

Tras la ampliación, el capital social de Amper ha quedado fijado en 442,95 millones de acciones, con un valor nominal de 22,14 millones de euros, frente a los 44 millones de títulos de capital antes de la operación.

«La ampliación logró los niveles que se pretendía y los inversores parece que despejaron dudas respecto a la compañía más allá de la volatilidad de hoy. No obstante va a seguir habiendo un problema de deuda, que sigue siendo alta en España, ya que la liquidez inyectada tampoco es una barbaridad», ha apuntado el analista.

REESTRUCTURACIÓN DE LA DEUDA

El grupo ha indicado en varias ocasiones que esta operación, junto con la reestructuración de deuda, que afecta a un montante de 125 millones de euros en España, permitirían a la compañía salir del preconcurso de acreedores que solicitó a finales de 2014.

En lo que se refiere a la reestructuración de la deuda, Amper informó el pasado mes de mayo de su intención de solicitar a las instituciones financieras una modificación de la cláusula del contrato alcanzado en abril tras la negativa de Cisco a reestructurar la deuda comercial que la firma española mantiene con dicho proveedor.

La firma informó entonces que, en caso de no modificarse dicha cláusula, que requería del acuerdo unánime de todos los acreedores, quedaría sin efecto el contrato de financiación sindicado, lo que permitiría a las entidades acreedoras reclamar el pago de la deuda vencida y provocaría su entrada en concurso de acreedores.