Quantcast

Los niños escolarizados desde los dos años obtienen mejores resultados en Matemáticas y Lectura, según un estudio

Los jóvenes de familias con rentas bajas no mejoran en abandono escolar y los de rentas altas sí

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Los niños escolarizados desde los dos años en Educación Infantil obtienen mejores resultados en Matemáticas y Lectura, un 6 y un 4,4 por ciento, respectivamente, en las pruebas de diagnóstico de 4º de Primaria, según concluye el estudio 'Importancia de la Educación Infantil en los resultados en Primaria', integrado en 'Reflexiones sobre el sistema educativo español' de la Fundación Europea Sociedad y Educación, patrocinado por la Fundación Ramón Areces.

Los profesores de la Universidad Complutense de Madrid Daniel Santín y Gabriela Sicilia desmontan en su trabajo la tesis sostenida por el Gobierno de que la primera etapa de cero a tres años es asistencial y no tiene una función educativa. “Los resultados muestran que los años recibidos de educación infantil afectan significativamente y de forma positiva al rendimiento académico de los alumnos en Primaria”, advierten.

La Educación Infantil, que abarca de los cero a los cinco años, es voluntaria en España y gratuita a partir de los tres años en centros públicos y concertados, de manera que la escolarización está prácticamente extendida entre el 95,8 por ciento de los menores de esta edad. Por ello, los autores apuntan a la influencia que tiene el carácter privado de la etapa cero a tres en la decisión de las familias de enviar a sus hijos a guarderías.

El estudio muestra la existencia de “importantes diferencias” entre comunidades autónomas en cuanto a la tasa de escolarización a los dos años. Mientras la media nacional es del 49,8%, hay comunidades como Extremadura donde este dato desciende hasta el 5,5% o en Ceuta hasta el 7%, seguida de Canarias con el 12,3%. Por el contrario, en el País Vasco el 91,3% de los niños de dos años están matriculados en centros educativos, en Madrid el 67,3% y en Cataluña el 58,8%.

“Todavía en España hay un concepto de la educación infantil meramente asistencial y se considera que no es importante en el sentido educativo”, ha aseverado el profesor Santín, para añadir de que “invertir en esta etapa supone un rédito muy importante para la población” tal y como, según ha dicho, demuestran varios estudios internacionales.

“Pueden decir –los responsables políticos– que no están seguros y hacer una prueba aleatoria”, ha afirmado este economista, para quien “si no se toma la decisión” de extender la gratuidad desde el Ejecutivo, “que al menos se empiece a buscar información”.

Este estudio plantea la necesidad de abrir el debate sobre la gratuidad de la educación desde los dos años y apunta que si los recusos presupuestarios disponibles no son suficientes, al menos se aumenten las becas para escolarizar de forma temprana a los menores de familias más desfavorecidas, que, según los autores, son quienes tienden a no asistir en esta etapa.

El anterior Gobierno socialista creó en 2008 el programa 'Educa3' de cooperación territorial -cofianciado por el Estado y las comunidades autónomas– para extender la enseñanza gratuita entre los menores de cero a tres años, una iniciativa que el actual Ejecutivo eliminó de sus presupuestos de 2012 al considerar no probado su objetivo académico.

LA REDUCCIÓN DEL ABANDONO EDUCATIVO NO ES HOMOGÉNEO

Otro de los trabajos presentados este jueves dentro del estudio 'Reflexiones sobre el sistema educativo español', es el del profesor Jorge Calero y Oriol Escardíbul de la Universidad de Barcelona, bajo el título 'Igualdad de oportunidades: inclusión y exclusión educativas en España', que concluye que la reducción de casi diez puntos de la tasa de abandono escolar prematuro entre 2006 y 2013 “no es homogénea entre los distintos grupos socioculturales”.

Calero ha alertado de que entre los jóvenes de entornos más desfavorecidos el abandono escolar no ha registrado mejoría alguna frente a los que se encuentran en una situación sociocultural más ventajosa. “Para algunos grupos de más renta la caída es muy importante y para los de rentas bajas casi nula, pues se quedan como están”, ha explicado.

En concreto, la incidencia del abandono escolar en el grupo de renta más bajo es seis veces mayor que en el más alto. Así, los primeros han reducido la tasa un 16,9% entre 2007 y 2013 mientras los segundos algo más de la mitad, un 52,3%.