Quantcast

Protección Civil alerta por altas temperaturas de hasta 42ºC en Valencia y vientos de 90 km/h en Tarragona y Castellón

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias ha avisado por altas temperaturas, que podrían alcanzar 42 grados centígrados en Valencia, y por vientos de hasta 90 kilómetros que soplarán en tierra y mar de Tarragona y Castellón.

Según las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), los termómetros podrían alcanzar este jueves 42 grados centígrados en zonas del litoral valenciano y se mantienen también temperaturas muy altas en el este y sur peninsular, Canarias y Baleares.

El intenso calor se mantiene en el este peninsular, Andalucía, Canarias y Baleares, con temperaturas cercanas a 39 y 40 grados centígrados. Se espera que el calor tienda a remitir a partir del viernes en la Península y Baleares y seguirán las temperaturas altas en Canarias. En cuanto a los vientos en tierra se espera que soplen muy fuertes en el noreste peninsular donde algunas rachas podrían alcanzar 90 kilómetros por hora en áreas de Tarragona y Castellón.

Los vientos costeros serán también fuertes en el Cantábrico, con olas de entre 4 y 5 metros de altura, así como en el Ampurdán y, en menor medida afectarán a las costas de Baleares. Las altas temperaturas, unidas al viento, pueden incrementar el riesgo de incendios forestales, por lo que hay que extremar las precauciones.

Ante esta situación, Protección Civil y Emergencias, aconseja mantenerse informado en todo momento y, en caso necesario seguir las recomendaciones que se vayan indicando. Además, hay que prestar especial atención a las normas preventivas de su Comunidad Autónoma, que puede adoptar algunas medidas puntuales en función de la evolución de la situación meteorológica en esa zona concreta.

RECOMENDACIONES

Así, antes las altas temperaturas, recomienda limitar la exposición al sol, mantenerse en un lugar bien ventilado; ingerir comidas ligeras y regulares, ricas en agua y sales minerales, como frutas y hortalizas.

También aconseja beber frecuentemente agua o líquidos; vestirse con ropa de colores claros, cubriendo la mayor superficie de piel posible y la cabeza; evitar ejercicios físicos prolongados en las horas centrales del día e interesarse por las personas mayores y enfermas, y aquéllas que vivan solas o aisladas.

De cara a prevenir los incendios forestales, Protección Civil aconseja prestar especial atención a las normas de la comunidad autónoma sobre prevención de incendios y períodos autorizados para realizar quemas de rastrojos; evitar arrojar cigarrillos, basuras y, especialmente, botellas de vidrio que hacen efecto lupa con el sol.

Asimismo, insiste en que las negligencias provocan gran parte de incendios forestales y recuerda que está prohibido encender fuegos u hogueras en el monte y terrenos próximos y que se debe acampar solo en zonas autorizadas, que éstas cuentan con medidas de protección frente a un posible incendio y es más fácil la evacuación.

En caso de descubrir fuego en su inicio, insta a avisar al 112 inmediatamente y, en caso de verse sorprendido por un incendio, evitar penetrar en el monte o bosque e ir siempre por zonas de gran visibilidad y libres de combustible. En caso de emergencia por incendio forestal, recomienda atender siempre las indicaciones de las autoridades competentes.

Por otro lado, ante los fuertes vientos, recuerda que conviene asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse. También, conviene abstenerse de subir a los andamios sin las adecuadas medidas de protección.

Si va conduciendo, recuerda que se deben las precauciones, especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido y prestar atención ante la posible presencia de obstáculos en la carretera.

Frente a los vientos costeros, aconseja alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan verse afectados por las elevadas mareas y oleaje que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes. En estas situaciones, el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrarle si se encuentra en las proximidades del mar.