Quantcast

Evitar eyaculación precoz

Evitar la eyaculación precoz no es nada fácil. En muchos casos, se trata de una cuestión psicológica que no se soluciona tan rápidamente como se puede imaginar. Por decirlo de alguna manera, no hay milagros para evitarla pero sí que se puede retardar algunos minutos más la eyaculación.

En primer lugar, lo más importante es educar a nuestra mente, quizás muy mal acostumbrada a la hora de la masturbación, por lo que necesitarás una serie de consejos para modificar tu conducta.

Pero… ¿Por qué se produce? Las causas son varias: la poca experiencia sexual del hombre (miedo a fracasar en la primera), la ansiedad sexual e incluso un malo encuentro del pasado en pleno actual sexual, como el temido “gatillazo”.

Además de la cuestión psicológica, hay varias técnicas para evitar la eyaculación precoz. Una de las más conocidas nos lleva a realizar los ejercicios de Kegel, perfectos para fortalecer la zona del pelvis, el músculo PC, situada entre los genitales y el ano y cuya función tiene el control del orgasmo masculino.

¿Cómo trabajar esa zona? Contrayendo y relajando esos músculos, en intervalos de cinco segundos y rápidamente.

Hay ejercicios de respiración que ayudan a evitar la eyaculación precoz, una ayuda que muchos pasan por alto. La relajación es importante y por ello hay que inspirar profundamente y exhalar el aire por la boca de forma constante y rítmica. El objetivo es siempre evitar la eyaculación antes de periodos de tiempo de entre 7-15 minutos.

Estas técnicas mencionadas anteriormente están dedicadas al hombre pero hay otras que deben ser trabajadas en pareja. La masturbación “comenzar-parar”, que consiste en detenerse justo cuando el pene está a punto de eyacular y dejar que el momento de máxima excitación pase por completo. Los sexólogos aconsejan repetirá la operación, al menos, durante dos o tres veces a la semana.

Por último, y en casos extremos, varios hombres acuden a aerosoles o cremas especiales que podrían ayudar a prevenir la eyaculación precoz. Son efectivas, según un estudio del Centro de Salud Marital y Sexual del Sur de Florida (Estados Unidos), ya que se encargar de eliminar la sensibilidad de la piel del pene. Según los expertos, el medicamento combina agentes anestésicos como la lidocaína y la prilocaína.

Eso sí, repetimos que no es la mejor opción de evitar la eyaculación precoz. Al final, como el caso de gran parte de nuestro organismo, el poder está en la mente. Mucho mejor, por tanto, utilizar la técnicas psicológicas que hemos planteado anteriormente. Tu cuerpo seguro que te lo agradecerá.