Quantcast

Receta de brownie

La receta de brownie es muy sencilla al mismo tiempo que tampoco te llevará mucho tiempo ni dinero. Lo primero que debes hacer es tener a mano todos los ingredientes indispensables:

– 250 gramos de chocolate negro 

– 125 gramos de mantequilla 

– 125 gramos de azúcar 

– 125 gramos de harina de trigo

– 100 gramos de nueces peladas

– 4 huevos grandes

– 1 cucharadita pequeña de aroma de vainilla o una cucharada grande de azúcar avainillado. Este ingrediente es opcional. 

– 1 pizca de sal 

– 1 molde amplio

Una vez que tienes listos todos los ingredientes solo tienes que ponerte manos a la obra. En un cazo deberás poner la mantequilla con el chocolate en trozos y dejar que todo se derrita bien a fuego no muy alto, y una vez derretido apartarlo del fuego. Después deberás echarle el azúcar y volver a batir y mover para que quede una mezcla homogénea. 

Después de echar el azúcar será el momento de incorporar la vainilla, su lo deseas, y la sal. Una vez todo junto, vas echando los huevos uno a uno. Como te va a quedar una masa consistente deberás moverlo para que todo quede bien mezclado. Mientras mueves, será el momento de echarle el harina, pero debes hacerlo poco a poco, no todo de una vez, sino te va a resultar muy difícil conseguir la textura necesaria. 

Una vez tienes bien hecha la masa, intentando que no queden mucho brumos, deberás echar las nueces, un consejo es las trocés, porque enteras puede que sea difícil a la hora de comerlo. Pero esto también va al gusto. 

Si ya lo tienes todo, debes incorporarlo todo al molde, no olvides que el recipiente tiene que ser amplio pues te va a salir un brownie generoso. Cuando lo has echado, deberás moverlo todo de nuevo para que se reparta bien por toda la superficie. 

Ahora ya es el momento de meterlo al horno, que habremos precalentado previamente a 180º. Dejamos durante unos 30 minutos, para saber si está hecho podemos pinchar con un cuchillo en su interior y si sale limpio es que tu receta de brownie ha llegado a su fin y será el momento de ponerse a comer. 

Un consejo que te podemos dar si no eres un apasionado del chocolate negro, es que puedes hacerlo con chocolate blanco, es el mismo proceso al descrito, solo tienes que sustituir el chocolate negro por el blanco. El resultado será igual de espectacular.