Quantcast

Cinco desayunos muy saludables

Desayunando de manera adecuada y variada, nuestro metabolismo se activará desde las primeras horas de la mañana, tendremos un mejor rendimiento físico, seremos más eficaces y nos sentiremos mejor durante el día. Desde Knowi nos proponen estos desayunos para empezar el día a tope. 

1- Fajitas de pavo y aguacate
Así de sencillo. Rellenar una fajita de tamaño pequeño con 3 lonchas de pavo y un cuarto de aguacate laminado. También le podemos añadir unos tomatitos cherry laminados o unas hojas de lechuga si lo preferimos. Como condimento, podemos añadir unas gotitas de limón (el concentrado de limón resulta muy útil). Y si queréis mejorar la receta más todavía, os aconsejamos añadir 2 ó 3 hojas de albahaca fresca. Delicioso, rápido y saludable. 

2- Smoothie de tomate
Esta receta es muy fresca y nos aportará muchísimas vitaminas. En una batidora mezclad dos tomates grandes, 100 ml de zumo de tomate, 50 ml de zumo de manzana, media zanahoria troceada, un poco de apio y cubitos de hielo. Desayuno listo. Para los más atrevidos, os aconsejamos unas gotitas de tabasco. ¡Y a comerse el día! 

3-Tortilla de espinacas y gouda.
Batir uno o dos huevos y añadir sal y pimienta negra. En una sartén, calentar un chorrito de aceite de oliva y cocinar un puñado de espinacas durante unos minutos. Reservar. Añadir los huevos batidos a la sartén. Cuando la tortilla esté casi hecha añadir sobre una mitad las espinacas, tres cucharadas de maíz dulce y queso gouda rayado. Doblamos la tortilla y dejamos un rato más para que el queso se funda bien. 

Y si eres de los que prefieres empezar el día con algo dulce, también hay recetas para ti. 

4- Avena con manzana, nueces y canela.
Para dos personas: mezclar 125 ml de agua con una pizca de sal y hervir. Añadir una manzana troceada, 90 gramos de avena y media cucharadita de canela. Dejar hervir a fuego medio durante 2 ó 3 minutos. Retirar y antes de degustar, añadir un puñadito de nueces y para endulzar un poco dos o tres cucharas soperas de miel. Nutritivo y muy sabroso. 

5- Yogur griego con frambuesas.
Este es un desayuno rápido como pocos. Utilizamos el yogur griego porque tiene más proteínas y menos azúcares que el yogur tradicional aunque su nivel calórico sea un poquito más alto. Añadimos 50 gramos de frambuesas a los 150 gramos de yogur griego y lo mezclamos. Así de fácil. Para los más golosos, podéis espolvorear dos cucharadas de coco en polvo. Buenísimo.

Y para beber lo mejor es tomar siempre té verde. Descubrid aquí el porqué.