Quantcast

Menores trabajando en las colonias judías de Cisjordania

En un informe de 74 páginas de esta ONG se afirma que los asentamientos israelíes, la mayoría en el Valle del Jordán, emplean a menores de hasta 11 años, principalmente en la agricultura en labores por las que suelen cobrar salarios reducidos. Estos niños estarían soportando largas horas bajo elevadas temperaturas, levantan materiales pesados o están expuestos a pesticidas peligrosos.

El documento fue elaborado con los testimonios de algunos de los menores que trabajan en los asentamientos y apunta a que en algunos casos son las propias familias palestinas las que tienen que correr con el costo del tratamiento médico a causa de lesiones o enfermedades vinculadas al trabajo que realizan sus menores.

HRW informa haber entrevistado a 38 menores y a 12 adultos palestinos que trabajan en siete asentamientos del Valle del Jordán, área que ocupa más del 30 por ciento de Cisjordania y donde se encuentran la mayoría de las grandes colonias agrícolas. Israel ocupó esa zona integrada en Cisjordania, además de Gaza y Jerusalén Este, en la guerra de 1967.

De acuerdo al informe, los menores palestinos que trabajan en los asentamientos suelen dejar los estudios para dedicarse a la limpieza o empaquetado de espárragos, tomates, berenjenas y otros cultivos. “Los asentamientos israelíes obtienen provecho del abuso de los derechos de los menores palestinos”, afirmó Sarah Leah Whitson, directora para Medio Oriente y África Septentrional de HRW. Añadió que “menores de comunidades empobrecidas por las políticas de discriminación y asentamientos de Israel están abandonando la escuela y aceptando trabajos peligrosos porque consideran que no tienen alternativas, mientras Israel hace la vista gorda”.