Quantcast

Montoro dice que ha llegado el momento de reformar la financiación autonómica

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha asegurado que ha llegado el momento de acometer la reforma de la financiación autonómica, y ha confiado en poder abrir un debate serio y riguroso sobre esta materia después de las elecciones municipales.

“Se van creando las condiciones, también en términos políticos, para abordar la reforma con rigor”, ha dicho el titular e la cartera de Hacienda en un foro organizado por el periódico 'La Razón', donde ha reconocido la necesidad de corregir una situación “insatisfactoria”.

Pese a esta necesidad, Montoro ha recordado que muchas veces los gobernantes exageran algunos términos de este debate, como cuando se refieren a la solidaridad del sistema, puesto que pagar impuestos no es un tema que tenga que ver con la solidaridad.

“No es más solidario un territorio por ser más rico”, ha señalado, tras pedir a los responsables autonómicos que no exageren sus términos cuando se inicie el debate porque lo que hay que intentar es que todos los españoles tengan igualdad de acceso a los servicios públicos.

Preguntado por el nivel de déficit de las regiones y su desvío en 2014, Montoro ha considerado que las comunidades han hecho un “esfuerzo considerable” aunque las cifras actuales no sean las deseables. Además, ha asegurado que si las comunidades hubieran cumplido y el déficit público se hubiera moderado seis décimas más al cierre del año, España no estaría creciendo al ritmo actual.

A su parecer, se ha suspendido algún parcial, pero se ha superado el examen total, por lo que el que el Gobierno seguirá ejerciendo su labor de “tutelaje” para reconducir las finanzas al tiempo que sigue ayudando a las comunidades con otros 15.000 millones este año y con un coste cero por su deuda.

Aún así, Montoro ha pedido que se tengan en cuenta las diferencias que existen entre unas y otras, puesto que unas estaban mejor gestionadas y otras han tenido que hacer más esfuerzos para reconducir sus cuentas. Además, ha resaltado la importancia de no perder de vista el pasado porque ha habido momentos de la crisis en los que las administraciones han tenido problemas incluso para pagar las nóminas a los empleados públicos.

20 MILLONES DE OCUPADOS

Montoro ha repasado la evolución de la situación económica desde que el Partido Popular llegó al poder y ha asegurado que la próxima legislatura puede acabar con 20 millones de ocupados, una cifra “factible” si se sigue fortaleciendo el crecimiento económico, se sigue moderando el déficit y se mantiene el impulso reformista.

Según el ministro, lo que cohesiona a una sociedad es el empleo, así que el reto fundamental debe ser generar crecimiento creador de empleo, lo que permitirá reducir las desigualdades y avanzar hacia una sociedad “justa, moderna y de igualdad de oportunidades”. Y el país va por buen camino porque las reformas están funcionando.

En este sentido, Montoro ha hecho un llamamiento a la estabilidad política, porque sólo así se puede aspirar a seguir creciendo económicamente. “Más estabilidad trae más crecimiento”, ha señalado, tras recordar que España ha superado una crisis “tremenda” y que ahora no se puede cambiar el ritmo. “El día que perdamos la referencia de lucha contra la crisis como pilar de política en España volveremos a casilla de salida”, ha advertido.

PAGAR IMPUESTOS

En materia fiscal y preguntado por la vigilancia a los contribuyentes, Montoro ha asegurado que entiende que cumplir con las obligaciones tributarias es “incómodo”, pero ha recordado que “es la ley”. A pesar del fraude, Montoro ha asegurado que en España se paga impuestos y que los ricos y las grandes empresas son los que más pagan.

Sobre si hay tiempo para bajar el IVA cultural antes de que acabe la legislatura, Montoro ha justificado el incremento de este impuesto por el momento que vivía España en el año 2012. “Me tocó hacerlo a mí”, ha dicho, tras recordar, sin embargo, que en España hay tipos reducidos y superrreducidos que gravan para casi todos los productos del supermercado y muchos productos culturales, aunque cuando se den los escenarios “propicios” el Gobierno tomará decisiones.