Quantcast

Qué es el virus del Papiloma Humano

El Virus del Papiloma Humano (VPH o HPV) es una familia de virus que afecta muy frecuentemente a los seres humanos, tanto a hombres como a mujeres. El cáncer más frecuente causado por los VPH oncogénicos es el cáncer de cuello de útero, en la mujer.

El contagio puede producirse de dos formas: condilomas o verrugas, que se asocian a los VPH de bajo riesgo, o displasias (lesiones cancerosas), que se asocian a VPH de alto riesgo y aparecen en el cuello del útero en las mujeres y en el recto en los hombres. Estas segundas manifestaciones, que surgen en la minoría de los casos, son las que pueden acarrear problemas.

Las verrugas genitales son protuberancias o abultamientos que se desarrollan en la piel de la zona genital y/o anal, que pueden ser de diversos tamaños y suelen tener forma de “coliflor”. Las verrugas se pueden tratar, aunque pueden volver a aparecer si el sistema inmunológico del cuerpo no ha eliminado totalmente el HPV.

Otro dato importante a saber es cómo se produce el contagio del virus. Siempre por relaciones sexuales (sexo oral incluido). No guarda relación con estar inmunodeprimido, pero el sistema inmune puede eliminar el virus cuando ya se está infectado.

Para saber qué casos pueden derivar el VPH de alto riesgo en un cáncer, hay que destacar que aunque en un pequeño porcentaje, los tipos de alto riesgo que persisten durante años pueden derivar en cáncer de cérvix o de ano. Pero estar infectado por VPH no quiere decir que vaya a desarrollarse un cáncer ni mucho menos. No hay que ser alarmista, padecer el virus en la mayoría de los casos no genera enfermedad.

La mejor prevención es la vacunación. Actualmente existen dos que actúan contra los tipos más frecuentes de VPH y se están estudiando nuevas fórmulas con una cobertura más amplia para tipos de alto riesgo. Lo ideal es vacunarse en la adolescencia, cuando todavía no se es sexualmente activo. Otra medida de prevención muy eficaz es la citología cervical en mujeres y la anal en personas que mantienen prácticas de sexo anal, sobre todo en varones homosexuales.

Se ha desarrollado una vacuna con el VPH, incorporada desde octubre del 2011 y se aplica en niñas de 11 años. Existen por el momento dos vacunas en el mercado: CERVARIX, que previene la infección por los 2 tipos de VPH que causan la mayoría de los casos de cáncer de cuello de útero (el 16 y el 18) y GARDASIL, que previene la infección por los virus 16 y 18, y también los VPH 6 y 11, que causan verrugas genitales.