Quantcast

Presentan un Plan ante un retroceso de más de 15 años en la industria de CLM

El sindicato Comisiones Obreras ha presentado un documento con siete ejes estratégicos para reactivar la industria en Castilla-La Mancha que será remitido a las fuerzas políticas de la región y a la patronal. Elaborar un Plan Regional de I+D+i así como crear una Agencia Regional de Investigación e Innovación son algunas de las medidas que incluye este documento.

El documento titulado 'El panorama económico e industrial en Castilla-La Mancha. Una propuesta para el debate: La Industria, clave de futuro' ha sido presentado por el secretario general de CCOO en la región, José Luis Gil; el secretario de Política Institucional del sindicato, Juan José González; y el secretario general de la Federación de Industrial de CCOO, Ángel León.

Gil ha explicado que este documento propone cuatro medidas de carácter general como son favorecer el tamaño de las empresas. «No se puede competir o salir de la crisis solamente con microempresas. Es inviable», ha sentenciado.

Asimismo, ha abogado por fomentar la innovación tecnológica impulsando alianzas estratégicas que permitan la exportación, así como por la formación de los pequeños empresarios y por reforzar «de verdad» la colaboración entre la empresa y la Universidad.

Igualmente, el secretario general de CCOO en la región ha apostado por la creación de un Observatorio de Industria de Castilla-La Mancha que tuviera funciones de impulso, diseño y seguimiento de los planes y medidas que afectan al conjunto de la industria en la región.

Gil, que ha indicado que este documento plantea actuaciones en varios frentes, se ha referido a algunos de ellos, como es la caída de financiación de las empresas, «elemento fundamental en los últimos cuatro años que, incluso, ha significado la defunción de miles de empresas en la región».

Es por ello que el sindicato considera que hay que potenciar sistemas de garantías recíproca para la concesión de avales y que «den respiro», especialmente, a las pequeñas empresas, y cree que las entidades financieras deben ofrecer crédito a las pymes en condiciones accesibles.

También Gil ha apuntado que es fundamental, que en momentos como el actual, el papel clave de la banca pública para hacer efectivo el derecho a la financiación y que los proyectos industriales no se caigan en la región.

Acciones en I+D+I

Comisiones Obreras también ve fundamental actuaciones en I+D+i al considerar que «la economía regional necesita más valor añadido en la producción para poder competir fuera». De este modo, plantea crear la Agencia Regional de Investigación e Innovación, crear un Plan Regional de I+D+i que tenga soporte presupuestario y que «no sea un brindis al sol» y apuesta por la formación en I+D+i para los directivos de las empresas.

Gil también se ha detenido en las infraestructuras, el entorno industrial y la energía. En este sentido, el secretario regional de CCOO ha hecho hincapié en que en la región en los últimos años la política de suelo «no ha sido la adecuada». «El suelo industrial que hay es malo y poca calidad y, además, no se aprovecha de manera adecuada», ha manifestado.

A su juicio, «esa política de hacer en cada ámbito territorial un polígono industrial se ha demostrado que es un fracaso». También ha pedido «corregir» la dependencia «muy importante» de recursos energéticos del exterior que, a su entender, está «lastrando» el desarrollo de la industria en Castilla-La Mancha.

Dicho esto, ha planteado una estrategia que ordene el territorio de manera distinta, que facilite suelo industrial de calidad y dotar al suministro eléctrico de la consideración de servicio público esencial. También cree importante impulsar las energías renovables.

Igualmente, ha advertido Gil de que una política industrial adecuada requiere de una formación suficiente en calidad y en cantidad y, en este sentido, ve «imprescindible» mejorar la formación, –«en este caso la Formación Profesional juega un papel crucial»–, y potenciar especialmente la relación entre la Universidad y la empresa para hacer proyectos de desarrollo dentro de la empresa.

Cospedal sigue tocando la lira

Gil ha avisado que «mientras la industria se sigue hundiendo en Castilla-La Mancha», la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, «sigue tocando la lira», al tiempo que ha advertido de que la región necesita un plan de actuación para dinamizar la industria con las medidas que el sindicato ha propuesto o con otras «corregidas, ampliadas o matizadas», ha destacado.

«No tenemos ningún tipo de inconveniente en renunciar al copyright de las propuestas ni perseguimos un protagonismo estéril, sino que lo que queremos es que en Castilla-La Mancha haya por fin una política industrial que nos permita de salir cuanto antes y mejor de la crisis», ha apuntado.

Entre algunos de los datos ofrecidos, Gil ha recalcado que en el sector industrial, actualmente se emplean a 110.300 personas en la región, con una pérdida de 36.100 empleos, lo que supone una caída de un 24,7 por ciento respecto al inicio de la crisis.

Asimismo, ha señalado que a comienzos del 2014 hay 123.095 empresas activas en Castilla-La Mancha, de las cuales 12.272 son de carácter industrial, lo que representa el 10 por ciento de las mismas.

El documento presentado recoge que la crisis ha destruido el 13 por ciento de las empresas industriales, «lo que nos retrotrae al número de empresas existentes en el año 1999», ha dicho Gil.