Quantcast

Accidente de avión Barcelona-Düsseldorf: Un equipo sueco esquivó la castástrofe al cambiar sus billetes

Los jugadores del equipo sueco Dalkurd FF consideran que han vuelto a nacer, y no es para menos. Una decisión de última hora ha propiciado que no formen parte de los 150 pasajeros que han perdido la vida en el siniestro del vuelo de Germanwings que despegó de Barcelona con destino Düsseldorf. Un avión para el que tenían los pasajes, pero que decidieron cancelar para volar finalmente a Múnich.

El modesto equipo de la tercera división sueca se había concentrado durante los últimos días en Barcelona y hoy debía volar hasta Düsseldorf, donde harían escala hasta coger otro avión que les llevase finalmente a hasta Suecia. Sin embargo, al llegar al aeropuerto de El Prat optaron por modificar su ruta, cancelar los billetes de Germanwings y coger las últimas plazas de tres vuelos con destino Múnich. Esta decisión responde exclusivamente a que el tiempo de espera entre ambos vuelos era menor al hacer escala en Múnich, en lugar de Düsseldorf, según recoge el diario francés L'Équipe.

El club fue fundado en 2004 por un grupo de inmigrantes kurdos que residen en Suecia, por lo que buena parte de los jugadores son de origen kurdo. Su portero, Frank Pettersson, tranquilizó a familiares y seguidores del club a través de su perfil de Twitter: «Para todos los que intentan contactar con nosotros, estamos bien y ya en casa». 

De esta forma, afortunadamente el Dalkurd FF ha evitado engrosar la trágica lista de equipos de fútbol que han sufrido algún accidente aéreo a lo largo de su historia.