Quantcast

Curar un flemón

Cuando una infección bacteriana afecta a nuestra boca la primera preocupación que se nos viene a la mente es la de cómo podemos curar el flemón que se ha originado. En primer lugar debemos saber que ante tal situación debemos acudir al dentista, pues será él el encargado de valorar las causas y poner un tratamiento, que generalmente pasa por antibióticos y antiinflamatorios. Pero cuando el tiempo apremia por el dolor y las molestias, hay algunas soluciones que podemos hacer desde casa.

El primer remedio pasa por poder utilizar una bolsa de hielo cubierta con un paño o una tela gruesa para evitar quemaduras y ponerla sobre la zona de la cara donde tenemos el flemón, con ello conseguiremos que la inflamación se reduzca y al mismo tiempo el dolor no sea tan acentuado.

Si prefieres, también puedes hacer enjuagues cada cierto tiempo con agua no muy caliente y sal, esto ayudará también a calmar el dolor y reducir levemente la inflamación. 

También se puede hervir un higo en leche, y una vez que este tenga una textura blanda lo abrimos por la mitad y lo aplicamos sobre la zona inflamada, de esta forma el hinchazón bajará al igual que las molestias y te ayudará a curar el flemón. 

Otro remedio natural es el uso de la cebolla, tal vez resulte un poco desagradable pero resulta muy efectivo. Se trata de masticar durante unos minutos la cebolla cruda, y debido a su fuerza antibacteriana ayuda a que la inflamación baje y al mismo tiempo el dolor se vaya reduciendo. 

Una alternativa es el empleo de clavo, con aplicar unas gotas de este producto conseguiremos que el dolor no sea tan fuerte y la inflamación baje. Efectos similares tiene el uso de propóleo, con unas gotas disueltas en agua los problemas en las encías se verán reducidos. 

Si empleamos equinácea conseguiremos evitar que el flemón sufra una infección, así como también que la propia infección que tenemos no vaya a más. Por ello, se aconseja su empleo pues es resulta muy efectivo. 

La manzanilla con limón es uno de las soluciones que más recomendadas y que mejores resultados tiene, pues tiene un efecto depurativo que ayuda a purificar la sangre y al mismo tiempo beneficia la bajada de la inflamación que causa el flemón. 

Un uso alternativo a los remedios naturales para curar un flemón y que muchos emplean ante estos casos es la acupuntura, con sesiones de esta técnica terapéutica se consigue que el dolor se reduzca en grandes cantidades y que la inflamación también disminuya.