Quantcast

El Móstoles URJC y Alcorcón 'B' firman tablas en un partidazo

El Municipal El Soto fue testigo de un partido vibrante, de ida y vuelta, con alternativas para ambos bandos, en el que el Móstoles propuso más juego, ante un filial amarillo que acertó más de cara a gol, con el consecuente reparto de puntos, aunque ambos bandos tuvieron ocasiones para hacer más daño al rival, pero finalmente el caprichoso fútbol fue respetuoso y lo más justo fue lo que reflejó el luminoso al final del tiempo reglamentario.

Comenzaría mandando en el partido el equipo de Michel. El Móstoles estaba muy bien plantando en el campo, y además practicó un gran fútbol en los minutos iniciales. Fruto del buen juego llegaron las primeras ocasiones, que no suponían excesivos apuros para Betancort.

Sin embargo, el Alcorcón 'B' sería el primero en golpear. En un contragolpe aislado, el balón viene sin aparente peligro desde la izquierda y Jorge Ortiz gana la partida a Peño, ante un balón que no aparentaba mayor peligro, el jugador visitante cede atrás y Javi bate a Amaro, sin oposición excesiva de la zaga mostoleña.

El 0-1 fue un jarro de agua fría para los intereses locales, y eso se reflejó en el juego, que no volvería a alcanzar el nivel de esplendor de los primeros minutos, aunque sin desmerecer a un Móstoles que estaba jugando muy bien, pero el criterio azulón en el inicio, rozaba la perfección. Con todo Raúl, merced a un gran control, ponía la onomatopeya en la grada. Baja el balón con calidad y estrella el balón en el lateral de la red. El avisó significaba que el juego mostoleño iba a ir a más, por ello el ataque azulón arreció.

Cuando se rozaba el descanso, el Móstoles encontraría justicia, jugada de Aguilar en la derecha, pone el balón para la entrada de Corrales, que se deja largo el control, lo que le vale para sortear la salida del meta alfarero y poner las tablas en el marcado, tanto de bella factura que hacía justicia a los méritos de unos y de otros. Con igualdad se llegaría al descanso.

En la reanudación las fuerzas se igualaron. El Móstoles fue el primero en visitar el área del rival. Sin mayores consecuencias. Tras lo cual el Alcorcón gozó de una ocasión clarísima. Álvaro recibía un balón en el corazón del área, pero su remate se iba inocentemente a las manos de Amaro, que bien colocado atajaba.

El que perdona en fútbol lo suele pagar, y el fútbol del Móstoles fue cada vez más atrevido. Las llegadas al área amarilla eran cada vez más frecuentes, hasta que mediado el segundo acto, tras un córner lanzado por Ónega, la segunda jugada era recogida por Durán en la frontal, que con un derechazo batía al portero visitante y ponía por delante al Móstoles.

Poco le iba a durar la alegría a los de casa, puesto que minutos después, el Alcor encontraría espacios en zonas interiores, llegando el balón al flanco izquierdo del área, el cual era recogido por Dario, que batía a Amaro ante la media salida de este, estableciendo el definitivo 2-2.

Con el empate el partido se abría y hubo ocasiones para ambos, dotándole de máxima emoción y tensión. Ambos tuvieron ocasiones para hacer más daño al rival, pero finalmente el fútbol fue justo y se repartían los puntos que había en juego en El Soto en la jornada 29.