Quantcast

El centro-derecha gana las elecciones departamentales francesas y desplaza al Frente Nacional como primera fuerza

Un segundo estudio de CSA augura resultados parecidos, con ligeras variaciones: UMP, 31 por ciento; FN, 24,5 por ciento y PS, 19,7 por ciento. En ambos estudios por detrás quedan el Frente de Izquierda y Europa Ecología-Los Verdes. En cualquier caso, todo apunta a una victoria del centro-derecha en la primera vuelta de las elecciones departamentales francesas, y a una fuerte derrota para el gobernante Partido Socialista. 

Las encuestas otorgan una victoria con entre el 31 y el 36% de los votos a la alianza entra los conservadores de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) y los centristas de la Unión de Demócratas e Independientes (UDI).

El Frente Nacional de Marine Le Pen sería la segunda fuerza más votada. El expresidente francés Nicolas Sarkozy, líder de la conservadora Unión para un Movimiento Popular (UMP), aseguró que su victoria «muestra el profundo deseo de los franceses de un cambio claro». Sarkozy consideró que el país se ha alejado de la izquierda por sus «mentiras» y llamó a los votantes del ultraderechista Frente Nacional a confiar en su partido, ya que la formación de Marine Le Pen «no aportará nada contra las dificultades de los franceses sino que las agravará».

Mientras, el primer ministro de Francia, Manuel Valls, se felicitó hoy por que el partido ultraderechista no haya sido la formación más votada del país en las elecciones departamentales, como apuntaban los sondeos previos a la primera vuelta celebrada hoy. Valls, que llamó a todos los franceses a aunar sus fuerzas en contra del FN, manifestó su alegría por una participación mayor a la prevista.