Quantcast

Propiedades del aceite de rosa mosqueta

Tanto para uso médico como para uso estético, las propiedades del aceite de rosa mosqueta son variadas, por lo que aquí vamos a explicarlas todas. La rosa mosqueta es un arbusto silvestre de la familia de las rosáceas, nativa de Europa, pero que también se encuentra en estado silvestre en la región sur de la Cordillera de los Andes, tanto en Chile como en Argentina. Su fruto es el escaramujo, que se utiliza para la confección de dulces y mermeladas, y el aceite es extraído de sus semillas.

Históricamente, siempre se le han adjudicado propiedades curativas al aceite de rosa mosqueta y con la evolución de la ciencia se han podido comprobar, pues obtiene gran cantidad de vitamina A, C y E, carotinoides, flavonoides, pectinas, riboflavina, retinol, antioxidantes y ácidos grasos esenciales tales como el omega 6, omega 3, pálmico, esteárico, oleico, linolénico y linoleico.

Por ello, podemos dividir las propiedades del aceite de rosa mosqueta en dos grandes grupos: las que sirven para la estética y las de uso medicinal. Empezando por los beneficios estéticos que otorga este aceite hay que destacar que retrasa los signos de envejecimiento prematuro debido a su alta cantidad de antioxidantes y vitaminas que penetran a las capas más profundas de la piel. Además, la combinación de sus propiedades hace que mejore la pigmentación, el tono y la textura de la piel, combatiendo los efectos de foto-envejecimiento que provocan los rayos uva del sol.

Siguiendo con los beneficios que el aceite de rosa mosqueta en el cutis, encontramos la reducción de estrías gracias a su alto contenido en antioxidantes y vitaminas productoras de colágeno. También destaca la capacidad que tiene este aceite de mejorar los niveles de humedad en la piel, creando una barrera de impermeabilidad que impide la pérdida de agua. Esto es muy recomendable para personas con más de 45 años cuya piel empieza a fabricar menos colágeno y pierde elasticidad.

Por último, en cuanto a estética se refiere, hay que destacar que la disminución de cicatrices y la mejora de la regeneración de la piel frente a quemaduras. Numerosos estudios realizados por todo el mundo lo demuestran, los ácidos grasos y vitaminas que contiene el aceite de rosa mosqueta ayudan a cicatrizar a las heridas, igualando el tono y la textura con el resto de la piel, y lo mismo pasa con las quemaduras.

En el otro grupo de propiedades del aceite de rosa mosqueta, las referidas a su uso médico o medicinal, están las siguientes:
-Ayuda a prevenir enfermedades del corazón en personas obesas. En este caso se usaría el aceite en su forma para ingerir.
-Fortalece el sistema inmunológico y estimula la circulación de la sangre.
-Funciona como analgésico eficaz para las personas con artritis y osteoartritis.
-Ayuda a prevenir el desarrollo de diabetes.