Quantcast

Gates y Bloomberg contra las tabacaleras en los países pobres

El fondo ejercerá mayor presión sobre la industria tabacalera, que se ve perjudicada por las duras normas anti-tabaco que se aplican en mercados maduros, desde en países de Europa occidental hasta en naciones de rápido crecimiento.

En respuesta, las compañías de cigarrillos recurrieron a los acuerdos comerciales como manera de desafiar las leyes nacionales contra el consumo de cigarrillos. Philip Morris International (PMI), el mayor vendedor de cigarrillos del mundo fuera de China, inició un duro juicio en Uruguay porque las medidas nacionales para el control del tabaco viola un convenio comercial con Suiza, donde PMI tiene su casa central.

La acusación –es la primera vez que una tabacalera inicia acciones legales contra un país en un tribunal internacional– se refiere a una ley uruguaya aprobada en 2009 que exige que el 80% del paquete de cigarrillos debe estar cubierto por advertencias sobre cómo fumar afecta la salud y prohibe diferentes variantes de las mismas marcas, como Marlboro Red y Marlboro Gold.

Bloomberg dijo que la industria tabacalera está usando batallas legales muy caras para «intimidar» a los países de bajos ingresos. «Esto no tiene que ver con el comercio. Nadie apoya más el capitalismo y el comercio que yo», dijo. «Tiene que ver con la soberanía y con el derecho de los países a implementar sus propias políticas de salud pública».
Tanto él como Bill Gates comprometieron 3,3 millones de euros para que la iniciativa eche a andar. El fondo será administrado por la organización de beneficencia norteamericana Campaign for Tabacco-Free Kids.

Desde esta ONG se ofrecerá a los países asistencia en la redacción de las leyes anti-tabaco, creará una red de abogados especialistas en litigios comerciales y brindará apoyo financiero a estados que enfrenten acciones legales. Bloomberg aseguró que esa inversión financiera relativamente pequeña es «sólo el comienzo» y que ya tiene listos 380 millones de euros desde Bloomberg Philanthropies, su vehículo para hacer las donaciones, que ya ha invertido mucho dinero en la lucha contra el tabaco desde 2007.