Quantcast

Chorradas que la gente se cree y se hacen virales

-

1
Las informaciones falsas, los bulos alarmistas, tienen algo que fascina. La curiosidad, el morbo, es

Las informaciones falsas, los bulos alarmistas, tienen algo que fascina. La curiosidad, el morbo, ese 'porsiacaso'. Si no, no se explica la facilidad con la que se extienden y nos dejamos engañar. Sin embargo, la irrupción de las redes sociales ha multiplicado el fenómeno: los bulos consiguen mayor alcance y más rápidamente, y quienes los perpetran cuentan con herramientas eficaces para dar a sus mentiras una apariencia más real. Pero sus bromas a menudo no tienen ninguna gracia…La Policía y la Guardia Civil lanzaron recientemente en redes la campaña #TontosDelBulo para denunciar mensajes falsos que emulaban portadas de medios de comunicación o comunicados oficiales. El yihadismo, el riesgo de atentado inminente o la amenaza de enfermedades, entre sus temas favoritos. Antes de reenviar, reflexiona sobre su contenido y apariencia:1.- Un atentado inminente:Últimamente se han puesto de moda los mensajes que alertan de un atentado inminente. Especialmente a raíz del terrible atentado de Charlie Hebdo. Utilizan supuestas noticias de medios de comunicación. O bien, este tipo de rumores se difunden directamente por WhatsApp con mensajes del tipo: «Aviso de atentado yihadista en el metro de Colón». Otro tipo: «Me acaba de llamar una amiga, su marido trabaja en el CSIC y con policía. Hay una amenaza fuerte de atentado en Corte Inglés para estos días. Están en máxima alerta. No es broma, dice que evitemos ir a centros comerciales grandes durante el fin de semana. Pasarlo».Este tipo de bulos no solo no tienen gracias, sino que pueden constituir delito por alterar el orden público.

Atrás