Quantcast

CCOO pide a partidos compromiso 'para reconstruir los destrozos de Cospedal'

CCOO Castilla-La Mancha ha pedido a las fuerzas políticas progresistas y de izquierdas que concurran a las elecciones autonómicas del próximo 24 de mayo que reviertan los «recortes» que se han producido en los servicios públicos de la Comunidad Autónoma durante estos cuatro años de legislatura.

Así lo han solicitado en el transcurso de una rueda de prensa el secretario regional de CCOO en CLM, José Luis Gil, y la secretaria regional de la Federación de Servicios a la Ciudadanía del sindicato, Carmen López.

Concretamente, Gil ha pedido a estas fuerzas políticas que abran un espacio de diálogo «permanente» con los agentes sociales y la ciudadanía en lo que respecta a los servicios públicos esenciales de la región.

El sindicalista también han instado a estos partidos políticos a que garanticen «de manera clara» a todos los ciudadanos de Castilla-La Mancha que vivan donde vivan y tengan las rentas que tengan tendrán acceso público a los servicios esenciales que necesiten.

«Nivel adecuado» de empleados públicos

Para ello, ha continuado, es «imprescindible y necesario» recuperar el «nivel adecuado» de empleados públicos, así como los derechos que han perdido «por la actitud» del Gobierno castellano-manchego. «Espero que este tipo de temas sea tratado pronto para atenernos todos a lo que pasará el 24 de mayo», ha añadido.

«Ha habido un sinfín de destrozos que se identifican con la ideología clara y la actitud persistente de la presidenta Cospedal en Castilla-La Mancha, donde se han cargado el funcionamiento de los servicios públicos», ha señalado José Luis Gil.

En este sentido, el secretario regional de CCOO ha lamentado que el actual Ejecutivo regional haya construido una «realidad paralela interesada» con «afirmaciones tendenciosas» atribuyendo a las causas de la crisis un excesivo gasto público.

«Se inventaron el Plan de Garantía de Servicios Sociales Básicos para enmascarar una política de recortes», ha indicado, para añadir que de este modo «se privatizaron hospitales, creció la enseñanza concertada y se llevó a cabo una política de recortes sin precedentes».

Todo «ha sido desmantelado»

De su lado, Carmen López ha lamentado que todo lo que se había construido en Castilla-La Mancha «ha sido desmantelado» en estos últimos cuatro años y que en algunos casos «está desapareciendo». «Los servicios sociales son una motivación de este Gobierno, que los ha ido desmantelando en el tiempo poco a poco», ha agregado.

«No solo ha habido recortes en el personal, ha habido una imposición de tasas pero ningún beneficio para la ciudadanía de Castilla-La Mancha», ha apuntado la sindicalista, quien ha agregado que este hecho demuestra que los servicios sociales «le importan poco» el Ejecutivo castellano-manchego.

Por ello, ha esperado que, a partir del día después de las elecciones, haya una nueva política en esta materia y que los más vulnerables de Castilla-La Mancha puedan acceder a aquellos servicios que necesitan porque la región «está gastando por debajo de sus posibilidades en servicios sociales».

Finalmente, López se ha referido a la reforma de la Administración Local aprobada en 2013 para señalar que también afecta a todos los servicios que se proporcionan por parte de los ayuntamientos y que va a suponer «mucha pérdida de empleo público, que afecta a la ciudadanía».

Deuda de Castilla-La Mancha

En otro orden, el secretario regional de CCOO CLM, ha afirmado que la deuda de 12.858 millones de euros que tiene Castilla-La Mancha «hipoteca el presente y el futuro» de la región, y desmiente el «discurso oficial» del Gobierno de la Comunidad Autónoma.

«Después de los disparates que ha hecho el Gobierno y el sufrimiento que ha infligido en miles de familias, el resultado es que nos hemos endeudado más que la media del país», ha lamentado José Luis Gil a preguntas de los medios.

En este sentido, el dirigente sindical ha apuntado que con ello se pone de manifiesto «el fracaso» de las políticas que ha llevado a cabo el Ejecutivo castellano-manchego y que hay que dar «un giro radical» para atender a las personas y recuperar la economía personal.

«Se recorta más que en ningún sitio, se machaca a la gente más que en ningún sitio y tenemos más deuda que en ningún sitio», ha apuntado Gil, quien ha insistido que este hecho «pone de manifiesto el fracaso personal de la política económica que se ha seguido».

A su juicio, «es muy duro que, después de tanto sufrimiento, el advenimiento del paraíso terrenal que prometía el Gobierno regional actual se meta cada día más en el infierno insoportable que se está produciendo en Castilla-La Mancha».

Así, el secretario regional de CCOO en Castilla-La Mancha ha afirmado que «es perentorio y urgente» que la ciudadanía «tenga memoria» y que «desde esa memoria deposite su voto el próximo 24 de mayo».

Nuevo Hospital de Toledo

Por último y de otro lado, Gil ha afirmado que habrá que exigir responsabilidades «políticas e incluso legales» al actual Gobierno regional en Castilla-La Mancha tras «paralizar» las obras del nuevo Hospital de Toledo.

«Se llega al Gobierno y se paraliza una obra emblemática y necesaria, y antes de las elecciones se anuncia que se va a aprobar. ¿Por qué no lo ha hecho Cospedal al día siguiente de tomar posesión?, ¿ahora sí es necesario y no hace cuatro años?, ¿tan complicado era esa gestión chapucera que están planteando?, ¿tenían que ajustar el negocio con la gente más cercana?», se ha preguntado Gil.

El dirigente sindical, preguntado por este asunto, ha hecho referencia también al recurso que presentó el sindicato y del que ha dicho que todavía no ha tenido respuesta. «Esperamos que sea pronto y que nos dé la razón porque creo que la tenemos», ha añadido, para afirmar que «es una barbaridad» lo que se plantea en el nuevo hospital y que «vulnera la ley y es injusto con los trabajadores».

«No puede ser que una obra necesaria esté paralizada cuatro años, se saque como se ha sacado al licitación, se privatice parte de la gestión, se haga un mal uso de los fondos públicos y se hipoteque para 30 o 40 años, por lo que confío en que los jueces nos den la razón a nosotros y a otros que han recurrido esta forma de actuar», ha manifestado.

Es por ello por lo que ha insistido en que el Hospital de Toledo no es hoy una realidad porque la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, «decidió paralizarlo hace cuatro años». «La gente tiene que saber que quien decidió paralizarlo fue el PP, nadie más, que lo expliquen», ha apuntado.

En este sentido, ha lamentado que el actual Gobierno regional esté retomado las obras que él mismo paró cuando llegó a la Junta de Comunidades. «Parece que tiene un interés más electoral, supongo que de aquí al día 24 habrá más anuncios de este tipo y espero que la gente sepa discriminar la información y cuál es el origen de las cosas», ha concluido.