Quantcast

El ministro de Interior afirma que 1.350 personas han pedido asilo en Melilla en seis meses

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha desvelado durante la inauguración de la nueva Oficina de Asilo instalada en la frontera entre Melilla y Marruecos, que un total de 1.350 personas han solicitado protección internacional desde septiembre de 2014 en la ciudad autónoma, la inmensa mayoría procedentes de Siria y en mucha menor medida de Palestina e Irak.

En declaraciones a los periodistas, Jorge Fernández Díaz ha subrayado que con esta nueva oficina «se cumple el compromiso del Gobierno» de poner los mecanismos necesarios para las personas que necesitan asilo porque huyen de guerras o conflictos internacionales.

Ante la práctica inexistencia de peticiones de protección de ciudadanos de países subsaharianos, que son los que mayoritariamente saltan la valla, el titular de Interior ha zanjado que estas personas «son inmigrantes por razones económicas y sociales» y por tanto no cumplen con los requisitos para la protección internacional de concesión de asilo «aunque en ambos casos se vean en la necesidad de salir de sus países de origen».

Jorge Fernández Díaz, que ha estado acompañado en su visita a Melilla por la representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en España Francesca Friz-Prguda y por la directora general de Política Interior ,Cristina Díaz Márquez; ha indicado que las personas que han pedido asilo, 1.350 en los últimos seis meses, «todas se están atendiendo y la mayoría se están resolviendo favorablemente».

«Cuando se acredita con el expediente correspondiente, que tienen derecho a protección intencional, sea asilo o protección subsidiaria, se les está concediendo» ha asegurado durante su visita a la frontera entre Melilla y Marruecos, acompañado por el presidente melillense Juan José Imbroda y el delegado del Gobierno Abdelmalik El Barkani.

SUBSAHARIANOS SIN ASILO

El ministro ha manifestado que «otra cosa son esas personas que están intentando entrar en España por razones económicas o sociales, esas personas si evidentemente consideran que tienen derecho a asilo, lo que tienen que hacer es dirigirse a esta oficina de asilo que acabamos de inaugurar».

Sin embargo, ante la imposibilidad que tienen los subsaharianos de llegar hasta la parte española de la frontera, dado al no tener la documentación necesaria, Marruecos les impide le paso, Jorge Fernández Díaz ha dicho que él no puede actuar ante un hecho así.

«Yo lo que no puedo interferir ni responder en la soberanía de otro Estado, yo respondo de la soberanía de España y de las obligaciones de España para facilitar el cumplimiento de las obligaciones de España y para facilitar el ejercicio del derecho de petición de asilo de aquellas personas que lo tengan, hoy hemos inaugurado estas instalaciones» ha concluido el titular de Interior.