Quantcast

Francia aprueba hoy la sedación terminal

Con esta ley, el presidente, François Hollande, cumplirá otro de sus compromisos de campaña en un tema social que, además, cuenta con un gran respaldo popular, del 96%, según un sondeo publicado este fin de semana. Es el porcentaje de encuestados que se considera favorable a la sedación profunda y continua de pacientes en fase terminal, que es el procedimiento que recoge la ley.

La sedación terminal, hasta la muerte del paciente, podrá ser elegida por los pacientes conscientes que no responden a los tratamientos y que tienen los días contados y por aquellos que son artificialmente mantenidos en vida, lo que incluye la alimentación y la hidratación. Este ha sido uno de los puntos más polémicos del texto, puesto que asociaciones contrarias a la eutanasia consideran que, en ese supuesto, el paciente puede sufrir.

Para los pacientes que no puedan expresar su voluntad, la ley prevé que sea un equipo médico, en concertación con la familia, el que tome la decisión de establecer el protocolo de sedación terminal y detener todo tratamiento. Además, la ley convierte en obligatorio respetar el testamento vital de los pacientes que lo hayan hecho y prevé la creación de un formulario específico para hacerlo y un registro para conservarlo.