Quantcast

Netanyahu asegura que pactará con la derecha nacionalista para evitar el 'batacazo'

Israel decide este martes su futuro en torno a un clima de incertidumbre respecto a la situación política del país. Casi seis millones de ciudadanos están llamados a las urnas en una jornada que ha comenzado a las 07:00 horas (hora local) y que se alargará hasta las 10:00 horas (hora local).

Las últimas encuestas arrojan un resultado igualado entre Unión Sionista y el Likud, partido del primer ministro, Benjamin Netanyahu, que si sale victorioso de los comicios podría ser el líder israelí que más tiempo ha pasado en el cargo.

Netanyahu ha sido el más madrugador en aparecer en los colegios para ejercer su derecho al voto, donde ha anunciado ante la prensa que si se dan los resultados que él espera, llamará al líder del partido ultranacionalista Casa Judía, Naftalí Benett, para ofrecerle un gobierno de unidad.

«No habrá gobierno de unidad con el Partido Laborista», explicaba Netanyahu, que ha asegurado que tras llamar a Benett, hará lo mismo con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. 

Pase lo que pase, Netanyahu ha asegurado que no permitirá bajo ningún concepto un estado palestino mientras él permanezca bajo la dirección del gobierno de Israel.