Quantcast

Remedios para la dermatitis

Existen numerosos remedios para la dermatitis, que pueden resultar muy efectivos y que son muy sencillos de aplicar en casa.

En primer lugar, hay que saber que si el problema es grave no basta con aplicar remedios caseros, sino que será necesario acudir al médico para que te mande el tratamiento que más se ajuste a tu piel.

Existen numerosos tipos de dermatitis, aunque la más común es la conocida como dermatitis atópica. Podemos identificarla porque en apariencia es bastante similar a una reacción alérgica, y se produce una especie de eccema. Pero además, la zona en la que nos ha salido dermatitis notaremos que está bastante enrojecida, que tenemos hinchazón y que nos pica.

Esta enfermedad cutánea puede resultar bastante molesta, pero por suerte existen bastantes remedios para la dermatitis. Además, todos ellos son naturales y muy fáciles de aplicar en casa.

Uno de los remedios para la dermatitis más usado y más efectivo es el del aloe vera. Esta planta tiene infinidad de propiedades y, entre ellas, destaca la de aliviar los síntomas de la dermatitis. Aplicar un gel o una crema de aloe vera (siempre que sea natural) sobre la zona afectada hará que se alivie bastante el picor y que el eccema se vaya reduciendo.

Otro remedio casero muy conocido para tratar la dermatitis pasa por hervir un puñadito de tomillo en un litro de agua y lavarnos después la zona con ella. Las manchas irán desapareciendo poco a poco cada vez que te laves con agua de tomillo, y notarás como el picor deja de ser tan intenso.

La caléndula es también un buen remedio para la dermatitis. Al igual que el aloe vera, se trata de una planta con múltiples propiedades terapéuticas. Para la dermatitis viene muy bien porque es antiséptica y antiinflamatoria. Lo mejor es preparar una infusión con estas flores y aplicártela después en la zona afectada, aunque también existen aceites de caléndula ya preparados.

La avena también es una de nuestras grandes aliadas a la hora de aliviar los síntomas de la dermatitis. Puedes hervir un puñado de este cereal y lavarte la zona después con esa agua los eccemas.

Aunque lo más común es tener dermatitis en la piel, este problema también puede afectar al cuero cabelludo, por lo que en esta situación es más complicado de tratar, ya que nos cuesta más vernos y acceder a la zona (sobre todo si tenemos el pelo largo). Sin embargo, existen muchos aceites terapéuticos como el de lavanda, que están especialmente indicados para la dermatitis en esta zona. Lo mejor es que te lo des antes de dormir y que a la mañana siguiente te laves el pelo normalmente.