Quantcast

Cómo quitar piojos

Cómo quitar piojos es algo que todos nos hemos planteado alguna vez, el primer remedio que podemos poner para eliminarlos es utilizar vinagre de manzana, esto se debe a que sus ingredientes son fuertemente agresivos que consiguen acabar con estos insectos. Se trata de aplicarlo cuando terminamos de ducharnos, para ello hay que hacer una mezcla de agua caliente con el vinagre de manzana, aunque también podemos optar por echarlo directamente sobre el cabello. Este producto consigue tener una enorme efectividad, pero sobre todo, es útil para evitar la aparición de estos seres, así como también permite erradicar las liendres. 

Si no queremos utilizar este producto por su fuerte olor podemos optar por aceites aromáticos, entre los más eficaces están el de geranio, el de jazmín, el de anís y el de coco. Para ello tendremos que aplicar una pequeña porción de este producto sobre el pelo y conseguiremos que tanto los piojos como las liendres desaparezcan. Además conseguiremos que el pelo quede más brillante y con un aspecto natural. 

El aceite de oliva también es una opción para quitar piojos, se trata de un producto que todos tenemos en casa y que resulta muy efectivo. Para su empleo tendremos que calentar un vaso de este aceite y aplicarlo, una vez lavado el cabello, sobre el pelo y las raíces. Lo aconsejable es que permanezcamos con el aceite toda la noche y al día siguiente volverlo a lavar. Asimismo como ocurría con los aceites aromáticos conseguiremos que nuestro pelo quede más brillante. 

Las infusiones también son una muy buena elección a la hora de quitar piojos, concretamente si son de hojas de eucalipto o de romero. La preparación de este recurso pasa por coger hojas o de eucalipto o bien de romero, las ponemos a hervir con agua y dejamos reposar durante unos minutos hasta la temperatura haya bajado. Al igual que ocurría con el aceite de oliva, debemos aplicar esta solución una vez que el pelo haya sido lavado y lo pondremos desde la raíz. En este caso no hará falta que pasemos toda la noche con la infusión aplicada en el cuero cabelludo. 

La mayonesa también es un producto al que podemos recurrir cuando queramos eliminar los tan temidos piojos. Con esta solución lo que tendremos que hacer es poner una cucharada de mayonesa en el cuero cabelludo con el pelo seco, en este caso sin lavar, y ocupando todas las zonas del pelo. Si queremos que sea realmente efectivo podemos dejarlo durante algunas horas y de esta forma los piojos acabarán asfixiados por el olor tan fuerte de este alimento. Una vez pasado ese tiempo nos lavaremos el pelo y notaremos como los piojos han desaparecido. 

Otro recurso para eliminar los pijos, y como complemento a los consejos anteriores, es emplear un peine fino para facilitar la retirada de los insectos una vez que estos han muerto o siguen aún con vida en el cuero cabelludo.