Quantcast

Ikea prohíbe a sus clientes jugar al escondite en sus tiendas de Holanda

Cuando entras en Ikea nunca sabes lo que te vas a encontrar. Entre sus miles de metros cuadrados, sus tiendas acogen a todo tipo de 'especímenes' a los que se le ocurre prácticamente cualquier cosa. Mientras en Japón se decantaban por echarse la siesta en sus instalaciones, en Holanda decidieron rememorar viejos tiempos jugando al escondite.

Aunque parezca una idea descabellada, la multinacional sueca se ha visto obligada a prohibir -literalmente- jugar al escondite en todas sus tiendas holandesas ante la quedada masiva promovida a través de Facebook y que había reunido a más de 32.000 personas.

El impacto alcanzado por la iniciativa es precisamente lo que ha llevado a Ikea a rechazar una idea a la que en un principio había dado el visto bueno. Sin embargo, el evento creado por Elise de Rijck había sobrepasado todas las expectativas y, según explicó un portavoz de la empresa a Bloomberg, “esto es difícil de controlar”.

Lo que al principio parecía poco más que un juego de niños, se convirtió finalmente en una quedada que reuniría casi a 20.000 personas en la tienda Amsterdam y más de 10.000 en el centro de Utrecht.

Elise de Rijck explicó que se le ocurrió este juego porque “Ikea es como un salón enorme”. Durante el año pasado en Belgica, más de 500 personas quedaron para jugar al escondite en uno de los centros de la multinacional sueca.