Quantcast

Cómo curar una quemadura

El agua fría es un clásico y uno uno de los mejores remedios que se puede utilizar para tratar las quemaduras menores. Hay que dejar correr agua fría sobre el área de la quemadura durante varios minutos. También puede colocar compresas frías sobre el área afectada. Esto ayudará a calmar el calor de la quemadura y hay que utilizarlo inmediatamente después de haberse quemado para evitar que la quemadura se extienda. Otros clásicos son la pasta de dientes o la leche, como excelente remedio. Para ell hay que sumergir el área quemada en leche durante 15 minutos, más o menos. También se puede aplicar un paño empapado de leche a la zona.

Además de esto, el aceite esencial de Lavanda puede funcionar muy bien.  Habría que aplicar un poco de aceite esencial de lavanda directamente sobre la piel quemada por sus propiedades antisépticas y analgésicas y reducirá el riesgo de desarrollar cicatrices. Se puede también verter unas gotas sobre una gasa o un trozo de tela limpia, y luego aplicarlo directamente a la lesión. El paño debe ser reemplazado por uno nuevo, cada dos o tres horas, por un par de días.

La miel desinfecta con éxito las heridas y curar las quemaduras. Cuando se aplica a la lesión, extrae los fluidos de los tejidos y así limpia la zona quemada. Hay que aplicarla con un vendaje o una gasa que cambiaremos cuatro veces al día. Es buen remedio, a su vez, el té negro. Una bolsita de té común puede ser muy beneficiosa. El ácido tánico presente en el té negro puede ayudar a calmar el calor de las quemaduras y, con  ello, el dolor. Tome tres bolsitas de té y póngalas en una taza de agua fría. Después de unos pocos minutos utilice el agua resultante para cubrir el área de la quemadura. 

El vinagre también funciona. Las propiedades astringentes y antisépticas presentes en el vinagre pueden ser muy útiles en el tratamiento de quemaduras menores y pueden prevenir cualquier tipo de infección. Diluya cualquier tipo de vinagre que tenga en su casa con la misma cantidad de agua, y luego utilice la solución para enjuagar el área quemada. Este remedio funciona como analgésico y también relaja el tejido de la piel. 

A su vez, el extracto que se puede extraer de una cebolla fresca mediante algunos cortes es buen remedio. Tiene productos químicos, como los compuestos de azufre y la quercetina, que pueden dar alivio del dolor. Hay que cortar una cebolla fresca y aplicar el jugo sobre la quemadura. Esto le brindará alivio y reducirá la posibilidad de formación de ampollas. Repita el proceso varias veces al día. Hay que tener en cuenta que se debe utilizar la cebolla recién cortada, ya que después de unos minutos pierden sus propiedades medicinales.