Quantcast

Cosas alucinantes que se pueden hacer con una impresora 3D

-

1
La impresión 3D es una tecnología que permite imprimir modelos exactos diseñados por ordenador en ma

La impresión 3D es una tecnología que permite imprimir modelos exactos diseñados por ordenador en materiales como el plástico y directamente en tres dimensiones. Esta técnica permite una precisión absoluta respecto al modelo, además de acelerar, por supuesto, los procesos de fabricación de muchos componentes. León 3D es una de las empresas que en nuestro país comercializan esta tecnología e imparten talleres sobre su uso y posibilidades. «Aún estamos en una fase de educación y formación», apunta José Ángel Castaño, Ceo de la compañía. «Yo siempre lo comparo con la informática, al principio los ordenadores solo los tenían unos pocos».En su opinión, la impresión 3D es una tecnología revolucionaria, pero una vez sea adoptada será «complementaria a la industria, no un sustituto». Entre otras cosas porque «no todo el mundo sabe diseñar»…Con habilidades para el diseño o sin ellas, hoy cualquiera podemos comprarnos una impresora 3D para montarla en casa por unos 450 euros. Un precio no muy elevado si tenemos en cuenta sus posibilidades. «Yo me acabo de arreglar la manilla del coche, por ejemplo, se me estropeó y la sustituí en un momento». Manillas para el frigorífico, piezas de plástico de la cocina, cuñas… las posibilidades en las pequeñas reparaciones caseras son inmensas. Pero además se pueden hacer todas estas cosas alucinantes.1. – Órganos humanos:La biotecnología es quizá el campo más prometedor de la impresión 3D. Y aunque se encuentra todavía muy en pañales… «Lo que se está haciendo son estructuras que permiten que las células madre se regeneren», explica Castaño. No obstante, existen ejemplos muy esperanzadores en cuanto a aplicaciones médicas… En 2013, por ejemplo, el Hospital de Michigan anunció que había impreso una tablilla que reproducía el tubo traqueal para implantárselo a Kaiba Gionfriddo, una bebé de dos meses que había nacido con una enfermedad congénita que le impedía respirar. A los 21 días ya respiraba por sí sola.Para este tipo de trabajos se utilizan biopolímeros, materiales sintéticos que tienen la particularidad de ser biocompatibles y que se utilizan tanto en medicina como en operaciones estéticas.

Atrás