Quantcast

PSOE: 'El TSJ evidencia que el cierre de escuelas se hizo con criterios partidistas'

La portavoz de Educación del PSOE en las Cortes de CLM, Blanca Fernández, ha asegurado que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) que declara la nulidad de la supresión de la escuela rural de Puente Vadillos por parte de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes evidencia que la decisión de cerrar las escuelas rurales «no se hizo de acuerdo a criterios educativos, sino partidistas».

Según ha manifestado la portavoz socialista este «nuevo varapalo judicial» al Gobierno en materia educativa da la razón al Ayuntamiento conquense de Puente de Vadillos «al declarar nula y arbitraria» la decisión del Ejecutivo castellano-manchego de cerrar su escuela rural pese a contar con 12 alumnos matriculados, según ha informado el PSOE en nota de presna.

«Esa escuela rural fue una de las 68» que el Gobierno regional ha cerrado a lo largo de la legislatura «en contra del criterio de la comunidad educativa, de los padres y madres y de los propios consistorios», ha apuntado Fernández, quien «ha equiparado esta maniobra con la que en su día intentó también llevar a cabo el Gobierno regional con el cierre de las urgencias nocturnas, aunque en este caso siguen abiertas por decisión de los tribunales a instancias de los alcaldes socialistas y el apoyo de sus vecinos».

Dicho esto, ha recalcado que «se da la paradoja de que la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ordenó el cierre de la escuela rural de Puente de Vadillos pese a contar con 12 alumnos mientras dejó abiertas otras con la mitad de escolares, una decisión improcedente» en la que, además, Fernández denuncia «un claro sectarismo político», al explicar que «la diferencia a la hora de decidir la clausura o no de determinadas escuelas rurales se tomó en base a si en el municipio gobernaba el Partido Popular o el PSOE».

En su día, ha dicho, el Partido Socialista denunció y se opuso al cierre de esas 68 escuelas rurales, «con independencia de quién gobernara en cada municipio», y ahora, «tras el varapalo judicial a Cospedal», Fernández entiende que «habrá que determinar qué daños y perjuicios ha ocasionado esa decisión para reclamar lo que proceda».

«Nueva cacicada con los interinos»

De otro lado, la diputada regional del PSOE también ha advertido sobre otra «cacicada que está preparando Cospedal» a raíz de las informaciones que manejan los sindicatos, como es el intento de buscar la fórmula para «trampear» la sentencia del Tribunal Supremo que declaró ilegal y nulo el despido de casi 500 interinos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Según ha explicado Fernández, «hay que recordar que esos despidos ilegales han costado a las arcas públicas 30 millones de euros en indemnizaciones a estos empleados que en algún caso han visto cómo han perdido su vivienda por impago».

«El caso es que, ahora, la consejería de Sanidad y Asuntos Sociales pretende eliminar de un plumazo 184 plazas de empleados de servicios sociales, 86 de ellas correspondientes precisamente a los interinos que la Justicia obligó a readmitir», ha señalado la parlamentaria.

A juicio de Fernández, «lo más sangrante es que estos despidos corresponden a trabajadores de los servicios sociales encargados de temas sensibles y tan importantes como la tutela de menores» que en el caso de la provincia de Ciudad Real afectará a municipios como Almadén, Almagro, Puertollano, La Solana.

La parlamentaria socialista ha defendido el papel esencial de los servicios sociales, «algo que contrasta con el hecho de que Castilla-La Mancha haya sido la región que más ha recortado en esta materia, pese a que con ello se ha deja en la cuneta a la parte más vulnerable de la sociedad y ha hecho que 1 de cada 3 castellano-manchegos sea considerados pobres, y esto solo lo puede llegar a cabo un gobierno sin alma como el que representa a todas luces el de Cospedal».

Por último, Fernández ha manifestado que el mensaje de la recuperación y del fin de los recortes que esgrime el PP «es solo propaganda electoral barata que no se corresponde con la realidad», algo en lo que no duda que abundará los 'populares' por la cercanía del periodo electoral, ha concluido.