Quantcast

Una firma estadounidense reivindica las curvas usando a sus trabajadoras como modelos

La firma estadounidense de trajes de baño Modcloth ha usado a sus propias empleadas para realizar una campaña de publicidad en la que buscan reivindicar las curvas y, en definitiva, a las mujeres normales frente a las supermodelos que se suelen realizar en los anuncios de bañadores.

Las empleadas de la marca norteamericana se han convertido en modelos por un día y han posado con los bikinis y bañadores que ellas mismas venden en las tiendas de Modcloth en su día a día, algo que las puede ayudar a tener una buena conexión con sus clientas, que han podido ver cómo los trajes de baño de Modcloth los puede llevar todo el mundo.

Desde la talla 36 hasta las estimadas como tallas grandes, todas forman parte de esta campaña que está arrasando en las redes sociales por el hecho de mostrar a mujeres reales. El fenómeno social recuerda a otro ocurrido no hace mucho, cuando bajo el hasthag #Fatkini personas repartidas alrededor de todo el mundo subieron a Internet sus fotos en la piscina o la playa.

Debido a la evolución que el modelo de cuerpo femenino ideal está llevando, llegándose incluso a la extrema delgadez, este tipo de campañas donde se reivindican las curvas y las 'tallas grandes' son cada vez más exitosas por el amplio apoyo que reciben en Internet y, en general, en toda la sociedad.