Quantcast

Los juegos más adictivos: del Candy Crush al Apalabrados

-

1
Lo mismo da estar en el metro, en esa cita romántica, que escuchando un discurso en el debate sobre

Lo mismo da estar en el metro, en esa cita romántica, que escuchando un discurso en el debate sobre el estado de la nación. Los adictos a este tipo de juegos encuentran oportuna cualquier situación para echar una partidita y retar a algún amigo o ver si suben de nivel.En el gremio los llaman 'casual games' y se trata de juegos basados en una mecánica muy sencilla, normalmente con un marcado carácter social y de distribución gratuita. El precursor de este tipo de juegos sea quizá el Tetris de los años ochenta (¿quién no soñó alguna vez con las míticas piezas y cómo encajarlas?), pero la eclosión de las redes sociales le ha dado una vuelta de tuerca al concepto: nuestros amigos nos invitan, retan y comparten con nosotros sus hazañas de forma difícil de ignorar. Si a esto le sumamos que hoy día vamos siempre acompañados de móviles, tabletas y otros dispositivos más o menos inteligentes, ya tenemos servido el cóctel de una adicción que hace estragos.1._ Candy Crush Saga:Con medio país sumido en la fiebre de los caramelos, ¿quién puede culpar a Celia Villalobos por buscar un momento de sosiego en el debate del Estado de la Nación? El Candy Crush Saga, una especie de tres en raya a base dulces, cuenta con 149 millones de usuarios activos a diario y ya ha superado a Farmville 2 como juego más popular en Facebook. Además de la sencillez, entre las claves de su éxito destaca la viralización a través de redes sociales: los jugadores comparten vidas e invitaciones con sus contactos. La empresa que lo desarrolló en 2012, King, obtuvo el año pasado unos beneficios de 574 millones de dólares. Y siguen.

Atrás