Quantcast

Remedios caseros contra las hemorroides

Las hemorroides son uno de los enemigos más comunes en la sociedad y que provoca más quebraderos de cabeza a todos las que las sufren. Sin embargo, hay numerosos remedios caseros contra las hemorroides que ayudan a aliviar, en la medida de lo posible, los inconvenientes e incomodidades que nos ocasionan.

En primer lugar, antes de pasar a nombrar esos remedios caseros contra las hemorroides, es importante identificar qué es lo que las ha provocado. En líneas generales, se producen por dos motivos: por intentar forzar a la hora de ir al baño o por el contrario, por problemas de estreñimiento en las personas que la padecen. Si es el segundo caso, la solución es sencilla: mejorar la dieta inmediatamente e incorporar alimentos con alto contenido en fibra, además de ingerir dos litros de agua con el objetivo de facilitar el tránsito intestinal.

Pero… ¿Qué remedios caseros se pueden utilizar contra las hemorroides? Uno de los más conocidos por todos es el aloe vera, ya que es una planta muy efectiva para mejorar sus síntomas como el picor, el ardor y la inflamación. Para que sea más efectivo, corta una hoja y aplícalo en la zona irritada varias veces al día, en especial, justo antes de ir al baño.

Hay otras plantas medicinales muy populares que también se pueden utilizar como remedios caseros contra las hemorroides. Es el caso de la manzanilla, la cola de caballo o el roble. En este caso, lo importante es hervirlas hasta que hayan soltado sus propiedades beneficiosas. Una vez que ya se encuentre fría, sumerge la zona afectada durante unos 5-10 minutos.

Hay otros productos que seguro que no esperabas que pudieran ser efectivos para combatir las hemorroides. Un ejemplo perfecto de ellas es el de las acelgas. Sus hojas tienen propiedades curativas, por lo que mételas en el 'frigo' y pasa por varias hojas por la zona en la que se encuentra focalizado el dolor, al menos, tres veces al día. 

Las patatas también son muy beneficiosas para luchar contra este problema. ¿Por qué? Las propiedades de este tubérculo consiguen reducir la sensación de ardor y la inflamación. Por ello, ralla una y envuélvela en un pañuelo- importante que sea de papel para eliminar la humedad- y aplícala directamente sobre la zona afectada.

Si todo ello no funciona puedes probar con una mezcla muy efectiva en la que deberás hervir en agua dos clavos, tres hojas de laurel y los mismos dientes de ajo. Esa combinación es beneficiosa y una vez colada podrás aplicarla, en frío, sobre las hemorroides.

Has de tener paciencia porque las hemorroides pueden durar varios días. En caso de que persistan, lo más recomendable es acudir al médico para que pueda poner fin a esa afección.