Quantcast

Errores flagrantes de la película Titanic

-

1
¿Quién no se acuerda de la mítica película Titanic? Han pasado 18 años desde que se estrenara la his

¿Quién no se acuerda de la mítica película Titanic? Han pasado 18 años desde que se estrenara la historia del transatlántico británico que chocó contra un iceberg y acabó sumergido en pleno Océano Atlántico Norte y que pese a que se han producido miles de ficciones, solamente una ha conseguido superar en taquilla a la de James Cameron, otro trabajo estrella del director canadiense: Avatar.Pese a ser una de las películas que deberían estar en el repertorio de todos los amantes del cine, Titanic tuvo errores más propios de película casposa de Hollywood que de un trabajo que se hizo con 11 estatuillas y con un presupuesto que rondaba los 200 millones de dólares.Sí, errores de producción, de los propios guionistas o de los equipos de trabajo que están detrás de una película de tales dimensiones como Titanic. Ojo a algunos de los 'gazapos' que vais a ver porque os va a entrar un poco la risa. ¿Podían haber sido algo más chapuzas?Barandillas que se modificaban según las escenasLa barandilla del Titanic ha brindado uno de los momentos más inolvidables para los verdaderos amantes de esta película y del cine, en general. Esa mítica escena entre Rose DeWitt (Kate Winslet) y Jack Dawson (Leonardo DiCaprio) en la cual se encuentran en la proa del barco, brindando una de las secuencias más románticas con aquel «estoy volando Jack, ¡estoy volando!Un momento romántico que se les atragantó a los más observadores, que pudieron apreciar como la barandilla del barco se modificaba según las escenas en las que estuvieran los actores. Mientras que en algunas aparecía sin apenas separación, en otras muchas había una gran distancia entre ellas. ¿Lo aprecias en las imágenes? Parece bastante claro…

Atrás